Sobre la función social de la propiedad privada: Cápsula No. 9

New Media is Loading...
..
Cambiar vista de pantalla:
Dr. Manuel F. Ayau C.
22 de mayo de 2004 | Universidad Francisco Marroquín | Duración:..
  • Normal
  • Large video
  • Large content
  • Full video
"testing":true, "rtmpconf":{ type:"flv", file:"mp4:ayaucapsula9/ayaucapsula9.mp4", baseUrl:wgScriptPath + "/extensions/player/", streamServer:'174.129.171.207/vod', width:"480", height:"360", config:{ showBrowserControls:false }, poster:"http://newmedia.ufm.edu/gsm/images/previewsNM/ayaucapsula9.jpg", controls:{ _timerStyle:"sides" } }
Loading...
Transcripción
  • Ahora que estaba oyendo a Fernando, se me ocurrió contarles algo del fondo de por qué la universidad.   Cuando se fundó la universidad ya teníamos, como él contaba, 15 años de estar divulgando las ideas de la sociedad libre y éramos muy activos en ese tiempo.
  • Cuando decidimos hacer la universidad pues desatendimos el CEES y pusimos toda nuestra atención en la universidad. Yo fui el rector por 16 años, 16 ó 17, y después dejé la rectoría en manos de Fernando; y hay que ver cómo mejoró desde que yo me fui. Así es que, ese es el éxito más grande que uno puede tener, es cuando los sucesores lo superan a uno. 
  • Bueno, cuando estábamos pensando en los impedimentos de por qué no podía Guatemala progresar, por qué no podía salir de la pobreza, por qué tanto sufrimiento y nos dimos cuenta temprano que era por el sistema; no era por la gente, ni por la cultura, ni por nada; porque la historia demostraba que en cualquier cultura donde la gente era libre, progresaba;
  • y habían muchos ejemplos de gente con exactamente la misma cultura como por ejemplo, Corea del Norte, Corea del Sur, Alemania Oriental, Alemania Occidental y habían otros. Y el enemigo del progreso y del enriquecimiento de los pueblos era el socialismo; que era la filosofía que prevalecía en todo el mundo con unos nombres u otros.
  • Cuando, y esto es pertinente a la estrategia que se decidió de fundar la universidad, cuando nos preguntábamos, ¿y por qué el socialismo o el comunismo tuvo tanto éxito en el mundo?, dominó la mayor parte del siglo pasado, ¿cómo es posible?, y no creyendo en teorías conspirativas de gran magnitud por el hecho de que una conspiración necesariamente implica guardar secretos y eso sólo se puede, y ese secreto sólo lo puede guardar uno, ya cuando se lo digo a otro ya a saber si va a ser secreto, ya tres, ya no hay secreto.
  • Entonces, cómo es posible que haya surgido la prevalencia de una teoría, que según nosotros estaba equivocada, y era una de las causas de que el mundo había dejado de progresar; porque el mundo venía progresando muy rápido de mediados de 1800 y pico a 1915, 16, 17; pero las teorías socialistas empezaron a tomar poder por allí por 1890 por una sociedad que se estableció en Inglaterra y que se llama todavía la Sociedad Fabiana.
  • La Sociedad Fabiana estaba compuesta de intelectuales de gran prestigio, George Bernard Shaw, H. G. Wells y otros cuyos nombres no me recuerdo, Bernard Keynes, y otros.   Estas gentes querían convencer al mundo del socialismo, porque eso no viene de Rusia como se los voy a contar, y se dieron cuenta, o por lo menos pensaron que el éxito lo iban a tener no educando a la gente de abajo para arriba de primaria, secundaria, etcétera, etcétera; sino educando a la gente de arriba para abajo. 
  • Porque las opiniones las hacen los creadores de opinión, muchas, las demás gentes simplemente es seguidora, forma su opinión en, según las opiniones que lee en el periódico, donde platica en el club o en la iglesia, donde sea, pero los que van  avant God, son los intelectuales de las ideas y ellos ya eran respetados en el mundo intelectual y entonces fundaron el London School of Economics para difundir el socialismo en el mundo y tuvieron un éxito extraordinario.
  • La filosofía del London School cambió después pero, cuando Lord Robbins se hizo cargo del London School of Economics, muchos años después.  Para mientras, estaban llegando a prevalecer en los centros intelectuales de gran reputación, Londres, París, Estados Unidos y Alemania, por supuesto, y había un señor emigrado en Suiza que se llamaba (Vladimir) Lenin y que los alemanes y los ingleses lo ayudaron a que llegara a Rusia, cuando la revolución rusa, y fueron a derrocar al gobierno democrático presidido por (Aleksandr) Kérenski, ellos no botaron al zar, botaron a un gobierno democrático y el presidente era Kérenski, no me acuerdo de su primer nombre.  
  • Bueno, entonces ya tomaron el poder, y el CEES publicó una carta que mandó Lenin a la Sociedad Fabiana que les decía: "Bueno, ya llegamos, ¿y ahora qué hacemos?" Porque eso es muy común, especialmente en política, lo políticos se preocupan de llegar al poder y cuando llegan allí, "va ya estamos aquí y ¿ahora qué hacemos?" El 99.9% de los casos de gobiernos electos democráticamente, eso es lo que sucede.  
  • Entonces el gobierno inglés quiso ayudar, por gestión de la misma Sociedad Fabiana, y mandó a un grupo de economistas.   Uno de los que fue, vino a dar conferencias ya de cómo 80 años, aquí a la universidad, El Doctor (Redverse) Opi.
  • Él nos contó que llegaron a Rusia y se sentaron: "Bueno, ¿y ahora qué hacemos?, ¿dónde está?, ¿quién ha dicho cómo funciona esto?"  Nadie lo había dicho.  Nadie.  Y los economistas rusos pues, tampoco sabían, y aún no saben, no sabían porque el socialismo o el comunismo se basa en la propiedad estatal de los medios de producción.  
  • Si no hay propiedad privada de los recursos y de los medios de producción, que es el fundamento del socialismo, no puede surgir una estructura de precios; una estructura de precios que le permita a la gente economizar los escasos recursos del mundo.
  • Si los recursos no fueran escasos, no habría que economizar nada, pero como son escasos hay que asignarlos a su uso óptimo para el servicio de la sociedad y en una economía donde sí hay propiedad privada de los medios de producción y de los recursos, el cálculo económico es factible hacerlo, el cálculo costo-beneficio, cuántos recursos estoy destruyendo para tener esta otra cosa que estoy construyendo.  
  • Para hacer la mesa destruyo un árbol y tengo una mesa, lo que llamaba (Joseph) Schumpeter destrucción creativa, pero nosotros podemos decir qué valor le damos a un árbol allí, y qué valor le damos a una mesa aquí; y si la sociedad manifiesta a través de su oferta y demanda y los precios que prefiere la mesa, se destruye el árbol y se hace la mesa.  
  • Eso con todo, con toda la utilización de los recursos, para la asignación de recursos en forma tal que la sociedad se enriquezca y no se empobrezca, se necesita hacer el cálculo de costo beneficio, o el cálculo económico y para eso se necesitan precios. Si no hay precios, no se puede hacer, está uno ciego.
  • Así que la propiedad privada si no fuera innata al hombre, habría que inventarla para poder sobrevivir en una forma civilizada; porque la civilización es muy precaria porque es fácil equivocarse y lo vemos en Guatemala.   Nosotros no somos pobres porque así lo dijo Dios, nosotros somos pobres porque desacertamos, porque no acertamos.
  • No somos pobres por mala voluntad; a nadie le interesa que la gente sea pobre; hasta los ladrones quieren que la gente sea rica porque pueden robar más. En lo que estamos fallando es en el acierto de nuestras decisiones y eso se debe a un montón de razones.  
  • Pero, no nos hemos empobrecido más porque al fin y al cabo podemos usar automóviles que no tuvimos que inventar, la fuerza eléctrica que no tuvimos que inventar, las medicinas que no tuvimos que inventar y tomamos todas esas cosas de los países donde han tenido más éxito y donde las han podido inventar, gratis las tomamos.
  • Es decir, nosotros tenemos hoy la fortuna que no tenía la gente hace 200 años que puede utilizar el bolígrafo, y todos la computadora y todas esas cosas; y no son obra nuestra sino que para objeto nuestro allí están, y las tomamos y las usamos, si no seríamos muchos más pobres sin todas esas cosas extrañas en nuestro país.
  • Pero para mantenernos donde estamos tenemos que hacer el cálculo económico certero.  Por eso es tan importante no distorsionar la estructura de precios porque cuando se distorsiona la estructura de precios, todo el mundo está destanteado, está tomando datos falsos y no sabe cuánto va a valer lo que produce y no sabe cuánto vale lo que está usando, lo que está destruyendo, lo que está gastando entonces no sabe si está progresando o no y es un desastre.
  • Bueno, por eso fue que cayó Rusia, por falta del cálculo económico.   Ahora, por qué dilató tanto, esa es una historia política; donde principalmente la causa fue toda la ayuda que los Estados Unidos le dio durante 60 años, sea directamente o indirectamente.  
  • Los salvaron de la famina de los 20s, de los 30s, los salvaron en los 40s, les dieron ayuda económica después de la guerra, etcétera. Cuando, de repente el gobierno gringo dijo: Ya no más, en tiempo de andand.. Cayó el socialismo. Mucha gente no sabe eso, cree que a saber por qué razón cayó.
  • En pocas palabras, ¿por qué cayó Rusia?, porque no había propiedad privada.   Y, ¿cómo quieren ahora levantar Rusia? Privatizando. Porque privatizando, eso es lo que quiere decir, regresar al sistema normal de la humanidad donde la gente es dueña de sus cosas.  
  • Hay dos acepciones de la palabra propiedad, porque alguien mira una casa o un terreno y dice:" Bueno, esa propiedad ¿de quién es?", eso realmente es un mal uso de la palabra, porque se debería de decir: "esa cosa, ¿pertenece a quién?, ¿quién es el dueño?, ¿quién es el propietario de esa cosa?" Pero ya está muy generalizado el término. 
  • Y propiedad es el derecho que uno tiene o que una persona tiene al uso exclusivo de algo. El diccionario de la Real Academia tiene una definición que es: El derecho o facultad de disponer de una cosa con exclusión del ajeno arbitrio. Quiere decir que los demás no tienen nada que decir de cómo yo uso mis cosas, son mías, y son mías, ¿por qué?, por eso; porque sólo yo decido qué hago con eso.
  • Ahora, desde luego que, si yo tengo una pistola cargada no puedo decidir matar a otra persona, ¿cómo?, y alegar que ese es mi derecho de propiedad porque es mi pistola. Así es que, ningún derecho es ilimitado. Es como la libertad, porque el uso exclusivo de algo es la libertad de utilizarlo; pero toda la libertad de utilizarlo implica que yo respete la misma libertad de los demás porque ellos no son libres de quitarme mis cosas, ni mi libertad, ni nada.
  • Entonces tenemos que llegar a un pacto, no un pacto escrito, pero a un entendido que todos queremos que nos respeten los derechos que tenemos; pero para que nos respeten nosotros tenemos que ser recíprocos, respetarse recíprocamente los derechos de los demás, si no, no nos van a respetar los propios.  
  • Entonces, esa reciprocidad de respeto surge espontáneamente, la gente no se quiere estar peleando, porque sale muy caro estar peleando, cuidando uno sus propias cosas de que se las pueda quitar otro o invadir las cosas de uno.
  • Entonces surge, y es el origen del derecho, según yo, y según muchos otros porque yo no les estoy diciendo nada que yo haya inventado. Yo todo esto lo aprendí de otros. Entonces yo puedo utilizar mi propiedad para hacer cualquier acto que sea pacífico, respetuoso de los iguales derechos de los demás, ese es el límite de la libertad, ese es el límite de mi derecho de propiedad.  
  • Ahora, ¿cuál es la propiedad más importante que tienen ustedes? Pónganse a pensar. A ver, ¿cuál es la propiedad más importante que tiene? 
  • Respuesta: La libertad
  • Bueno, la libertad más preciosa que tenemos, más apreciada es nuestro propio ser; que es lo mismo, ¿verdad?, ser libres. Tiene razón. Pero la propiedad de mi ser. Yo tengo derecho de hacer conmigo lo que a mí se me dé la gana, siempre que respete los iguales derechos de los demás. ¿Por qué?, porque yo soy el dueño de esta persona. Ese es el primer derecho que tenemos. De ese derecho se van derivando muchos otros.
  • Después tenemos la propiedad de nuestras cosas, nuestra casa, nuestra ropa, nuestro carro, etcétera. Todas esas cosas son propiedad, las empresas que tengamos, pero en la historia se usaba el término propiedad mucho para referirse exclusivamente a la tierra; y porque en ese tiempo la mayor parte de las riquezas y de las cosas que tenían gran valor, era la tierra. Ahora, eso cambió con la Revolución Industrial cuando se creó toda clase de riqueza distinta a la tierra y que permitió el aumento de la población mundial en una forma inusitada, jamás vista.
  • Allí surgieron las fábricas y toda la industria, mucha gente abandonó la tierra porque las industrias destruyen empleos en el campo, porque suben los salarios en la industria y en el campo no los puede pagar entonces la gente abandona el campo. Eso es destrucción creativa. En el siglo pasado el 65% de la gente en los Estados Unidos trabajaba en las fincas y hoy día el 2, 3%, en Francia el 4%, en Inglaterra por allí. 
  • En los países que han salido adelante, no han salido adelante porque usan mejor la tierra, porque la mayor parte de la gente ha abandonado la tierra. Si se hubieran quedado en la tierra, estarían viviendo como viven aquí nuestros pobres indígenas en las montañas, porque sólo para eso sirve la tierra. La tierra va a enriquecer a alguien según haga un aporte valioso a la sociedad.  
  • Pero venía diciendo, hoy día hay toda clase de propiedad y la tierra ya es hoy día una de las cosas que menos valor tiene en relación al resto de las cosas. Ustedes van a una finca de azúcar pues la tierra vale algo, pero vale mucho más todo lo que tienen allí que no es la tierra, los tractores, los edificios, el equipo, etcétera, etcétera. 
  • Ahora, hay otra clase de propiedad como son derechos contractuales. Si yo hago un contrato con alguno de ustedes que me va a entregar tanta madera mensualmente, ese contrato vale plata, vale dinero porque representa una obligación de ustedes remunerada por mí, desde luego, pero ya yo tengo derecho a la madera que ustedes van a producir y ustedes tienen la obligación de producirla y entregarla.  
  • Son obligaciones libremente contraídas que se deben cumplir en una sociedad que progresa. Si los contratos no se cumplen la sociedad no puede confiarse unos de los otros, no puede uno planear, etcétera. Esa es una de las razones por las cuales también los países son pobres. Porque en los países pobres enforzar un contrato es muy tardado y costoso, y eso no contribuye a la eficiente y a la productividad del país, ¿verdad?  
  • Vamos a ver otras clases de propiedad, los contratos, los derechos sobre otras cosas, bueno lo demás ya lo mencioné; pero fíjense que todas esas propiedades, por usar ese término, son artificiales, no son naturales. La tierra era naturalizada, pero todo lo que está encima fue fabricado, destruyendo algunos recursos para hacer otras cosas que fueran más valiosas.   Porque ese es el proceso de cambio, ese es el proceso del progreso.  
  • Y así como es artificial, hay que conservarla, porque si no se destruye, se acaba, se vuelve obsoleta. La propiedad hay que estarla renovando y cuidando, porque la conservación de la propiedad depende del uso que uno le dé para servir a la sociedad.
  • Yo soy dueño de una fábrica, yo tengo títulos de propiedad que se llaman acciones, esos son título de propiedad que certifican que yo soy el dueño y que puedo hacer con la fábrica lo que se me da la gana. Pero ustedes saben que si yo hago lo que se me da la gana voy a quebrar.
  • Yo primero quiero saber qué quieren ustedes los clientes y si quieren algo que a mí no me gusta, eso no me importa; porque yo no estoy fabricando pantalones porque uso muchos pantalones, yo no siembro maíz porque como mucho maíz, yo no hago nada en la fábrica o en la finca para mí, yo lo hago para la sociedad.
  • La función social de la propiedad es, de los medios de producción, no de toda la propiedad, de los medios de producción es servir a la sociedad; no según el criterio del propietario sino según el criterio de la sociedad, según el poder adquisitivo de la sociedad, según las modas de la sociedad, según la cultura de la sociedad. Todo eso lo manifiesta la gente a través de su participación en el mercado, para ver con el sistema de precios, el mecanismo de coordinación que transmite toda la información resumida a un número.  
  • Uno no tiene que saber que llovió en Nebraska para reducir el tamaño del pastel, uno sabe que subió el precio del trigo y hace más chiquito el pastel o se queda sin otra cosa. El precio le dice a uno cómo tomar en cuenta el hecho que no llovió en Nebraska y así los precios llevan resumidos todos los datos que se necesitan para hacer el cálculo económico.
  • Entonces, la propiedad es precaria, venía diciendo. Hay que conservarla y eso no es fácil porque el mercado es despiadado y toda la gente que compra en el mercado, en el sentido de que no compra por hacerle el bien al que le está vendiendo, ustedes saben, el ejemplo que yo uso mucho es: cuando el arzobispo manda a su cocinera al mercado, no le dice: "Mirá esa gente tan pobre que nos está vendiendo los aguacates, si te pide Q.1.00 allí le das Q1.50, no, le dice: mirá si te pide Q.1.00 regateale y a ver si no te lo deja en Q.0.75."  
  • Entonces nadie va a pagar más de lo absolutamente necesario para adquirir lo que produce uno con la propiedad; y si cambia de gustos y el propietario no se da cuenta, quiebra.
  • Ahora, aquí entran las dos definiciones de propiedad. La propiedad física, las máquinas, la finca, etcétera, etcétera, cuando el propietario quiebra, no quiere decir que se quebraron las máquinas, ni los edificios, lo que quiere decir es que no pudo pagar a sus proveedores, no pudo pagar eso y se endeudó, y perdió las acciones, el banco se las quitó y las subasta y se las da a otro que las compra porque él cree que si puede anticipar los deseos de los consumidores y si acierta, conserva la propiedad.
  •  El otro perdió el derecho a la propiedad a esas cosas y el que compró las acciones lo adquirió. Y así se traslada la propiedad a través del mercado.
  • Yo soy propietario de lo que produzco, lo vendo; ahora el propietario es el que me lo compró, yo soy propietario del dinero con que me pagó. La propiedad está constantemente en estado de flujo, cambiando de manos. Inclusive si soy propietario de mi casa y no la vendo, definitivamente está en el mercado, porque si me ofrecen suficiente sí la vendo.  
  • Lo que pasa es que el precio del mercado no me atrae venderla, entonces yo me quedo con ella; pero en el momento que yo estoy tomando esa decisión es como que aquí tuviera la plata que dice el mercado que vale mi casa y aquí tengo mi casa porque si yo puedo optar por venderla y quedarme con la plata u optar por quedarme con la casa; entonces, si me quedo con la casa prescindí de ese dinero, igual que si hubiera sacado el dinero de la bolsa para comprar la casa, es decir uno mismo está comprando sus propias cosas todo el tiempo, en ese sentido figurativo, ¿verdad?
  • Esos intercambios de propiedad que suceden a diario en todo momento, entre toda la gente, están cuando se tratan de los recursos y los medios de producción, el mercado, a través de esos intercambios, los está llevando a donde su contribución al bienestar social es óptima. 
  • Mucha gente en la propiedad de la tierra sugiere que está mal, que está mal distribuida y yo estaba leyendo un poquito de este libro, a propósito de esta conferencia, y estaba viendo la distribución de la tierra desde la República romana, la que antecede al Imperio Romano y siempre la tierra estuvo concentrada en pocas manos, siempre; 
  • y una de las razones es porque la tierra, como me decía un viejito que me encontré en San Andrés Semetabaj una vez, me dice, yo le dije: "Mire y ¿por qué no hay jóvenes aquí?" Y me dijo: "Ah, es que están en Nueva Jersey". Y después fui a otro pueblo y me dijeron: "Ah, es que están en Chicago". Y esos son todos los que se han ido y que mandan esas cantidades grandes de remesas. Se van a los distintos lugares.
  • Y me dice: fíjese, esta parcela, a medida que creció la familia ya no podía repartir más porque ya a todos les tocaba un pedacito demasiado chiquito, y como la sembramos toda, la tierra va perdiendo su fertilidad y como no tenemos dinero para comprar abonos, pues ya esta tierra es casi inútil y por eso los hijos se tienen que ir a buscar otra cosa, y como no hay otras oportunidades por aquí pues se van a buscar donde hay.
  • Pero no obstante eso hay quienes, especialmente extranjeros, vienen a recomendar reforma agraria y generalmente estos vienen de países donde la concentración de la tenencia de tierra es mucho mayor que la nuestra.  
  • Pero, yo pregunto: ¿Qué es lo que realmente quiere decir una reforma agraria? Quiere decir cambiar el patrón de tenencia de tierra que ha producido el mercado, si es que lo ha producido el mercado, y sustituirlo con otro que el proponente cree, va a servir mejor a la sociedad. Ahora, ¿con qué criterio van a decidir eso? Porque que hay que racionar la tierra, hay que racionar la tierra.
  • Hoy día se mira más claro eso porque sólo hay tanta tierra y tanta población, a medida que la población ha crecido, y crecido, y crecido en todo el mundo, pues la tierra tiene que concentrarse más porque por las razones que contaba de estos viejitos de los altos.
  • Entonces, no les gusta el patrón que está porque dicen: "Ah, esta está concentrada la tierra en pocas manos."  Bueno, y entonces ¿cómo la dividirían?   Y ese es el problema que tienen, porque si simplemente la dividen y a todos le dan su pedazo, pues la producción se acabó; y eso ya pasó en El Salvador y en muchos otros lados.
  • ¿Cómo la divide el mercado? Igual como distribuye el resto de los recurso, de acuerdo a la ventaja comparativa.  Por eso es tan importante tener claro ese concepto, y cuando yo traté de explicarlo una vez, que me contrataron como asesor en reforma agraria el gobierno de Estados Unidos para ir a asesorar al departamento de estado;
  • por cierto que lo primero que les dije es: "Miren, yo siempre he dicho que ustedes son incompetentes, y ahora lo comprobaron porque me invitaron", allí comprobaron que no saben qué están haciendo.  Pero, entonces le dije al que estaba allí, le dije: "Mire yo quiero hacer una pregunta aquí, a ver si me la entienden".  
  • Y la pregunta no la entendieron, la hice dos veces, una vez al rato de la primera vez, y la pregunta fue: ¿quién propone un cambio del patrón de tenencia de tierra, o sea de la forma en que está dividida la propiedad de la tierra?, ¿tiene obligación moral porque el sistema que él está proponiendo es mejor para la sociedad?; porque no es cuestión de que solo se le ocurra a uno: a mí me gustaría más que estuviera dividida así. Tiene que decir, si se divide como yo quiero proponer, la sociedad va a estar mejor.
  • Porque si supusiéramos que todos vamos a estar mejor, si sólo hubiera un dueño de toda la tierra porque produce todo lo que necesitamos, nosotros nos podemos ir a hacer otras cosas, no tenemos que estar haciendo en la tierra, somos más ricos, ya le encargamos a uno que hiciera todo eso.   Por supuesto, es un extremo nada más teórico pero entonces, yo hice la pregunta: ¿tiene que demostrar que su patrón de tenencia de tierra es más productivo para la sociedad que el que resulta de la ventaja comparativa?
  • Bueno, no entendieron la pregunta porque no saben qué es ventaja comparativa. Entonces me dijo el señor que me invitó: "Mire, sabe qué pasa, que eso es muy difícil de explicar." Es tan difícil de explicar que el profesor Samuels de MIT dijo que esa era la proposición más contraintuitiva de todas las ciencias sociales, que era donde la mayor parte de la gente se despista, ¿verdad? 
  • Entonces me dijo: ¿Por qué no busca una explicación fácil? Ah, está bueno, le dije. Bueno, pasé dos años pensando cómo hago una explicación fácil y nada. Y un día pues ya se me ocurrió, por cierto está en el librito, que la historia, Don Pancho creo que se llama y cómo es que el mercado distribuye la tenencia de tierra.
  • Pues estaba don Pancho en su hamaca y llega un extraño, ¿ustedes ya leyeron esta historia?, ¿no? lean bien el librito, si no... Entonces estaba don Pancho y llega el forastero allí, y le dice: "Don Pancho, le doy cien mil por su finquita."   "Ah, venga mañana, le dijo, lo voy a pensar."  
  • Y entonces en la noche se queda pensando don Pancho, bueno y ¿qué hago con cien mil? Porque si la vendo me tengo que ir de aquí, aquí no pago casa, aquí no tengo que aguantar la bulla ni la polución de la ciudad, la finca me da diez mil al año. Claro yo puedo poner los cien mil en el banco que también está pagando 10% y saco mis diez mil, ya no me preocupo de la tierra, pero tengo que ir a pagar casa, etcétera; y además mis antepasados están enterrados aquí. 
  • Así es que llegó el forastero y le dijo: "No gracias".   Entonces le dice el forastero: "Bueno mire, le doy ciento cincuenta mil."   "Bueno, venga mañana, le dice."  
  • Y se queda pensando don Pancho, bueno y ¿qué hago con ciento cincuenta mil?   Bueno, pues los meto al banco y voy a sacar quince mil, ya son cinco mil más de lo que me da la finca, pero tengo que aguantar la polución, el ruido y esos ciento cincuenta mil se me van a ir en pagar una casa, así es que me quedo igual y además mis antepasados están enterrados aquí.  
  • Entonces llega el forastero y le dice: "Mire don Pancho, mi última oferta doscientos mil."   "Bueno, venga mañana y lo voy a pensar."   Se queda don Pancho pensando y dice: "Bueno, ¿qué hago con doscientos mil?  Bueno, puedo meter ciento cincuenta al banco para tener quince mil, ahora tengo cinco más de lo que me daba la finca;
  • con los otros cincuenta me voy a comprar una casa en la playa, que siempre me ha encantado la playa, ha sido el sueño de mi vida vivir en la playa, allí no tengo que aguantar la polución, el ruido, sólo el de las olas que me encanta y ya no tengo que preocuparme de las inclemencias del tiempo y, ¡mis antepasados! Ahhhh! Si no vendo, mis antepasados van a pensar: qué idiota este descendiente nuestro." Así es que decidió venderlo.
  • Bueno, entonces, ¿quién ganó? Definitivamente ganó don Pancho; ganó el forastero porque él también puede meter al banco los doscientos mil y sacar veinte mil, quiere decir que le va a sacar a ese lugar más de veinte mil y ¿por qué? Porque está utilizando la tierra, dándole mayor valor agregado a esa tierra que el que le daba don Pancho. ¿Más valor agregado según quién? Según la sociedad, no según don Pancho, ni según el forastero.
  • Ese valor se lo da quienes compra el producto. Los antepasados están más contentos, porque al fin y al cabo no hizo la tontera de no vender el descendiente. Bueno la sociedad está mejor, don Pancho está mejor, el forastero está mejor y los antepasados están mejor.
  • En esa forma es que va cambiando la propiedad de las cosas.   Siempre todas las propiedades están en el mercado y, como les decía hace un rato, si uno conserva sus propiedades está ganándole en precio al precio del mercado porque como puede optar por el precio del mercado en cualquier momento, está conservando su propiedad a base de puja en el mercado.
  • Y así toda la propiedad de los medios de producción se está intercambiando todo el tiempo y si eso resulta libremente, el patrón de cambio va a ser la ley de ventaja comparativa donde todo va a caer a manos, en forma tal, que la producción social es más productiva.
  • Esa movilidad de recursos es importante para que los recursos se asignen de acuerdo a las prioridades manifestadas libremente por toda la sociedad.   No dictadas por un planificador central, ni por un gobierno que ya sabe todo; sino que según lo que la gente manda a través de su voto diario del plebiscito diario del mercado donde está fraccionando su voto, tiene el fruto de su trabajo, entre la bolsa y va a votar un poquito por aquél, un poquito por aquél, no de acuerdo con las necesidades de los que están vendiendo ni de los propietarios, sino de acuerdo de sus propias necesidades, de su familia de sus hijos, etcétera, etcétera.
  • Y entonces todo el mundo está tratando de servir a los demás utilizando la propiedad para beneficio propio. Como decía Adam Smith: "Nosotros no recibimos el pan debido a la benevolencia del panadero", si no que él apela a nuestro interés, y así recíprocamente hacemos el negocio. 
  • Bueno, hay mucho que leer sobre la propiedad. Yo les he dado algunos aspectos que tiene que ver con la propiedad, la distribución de la propiedad, la volatilidad de la propiedad, lo precario que es la propiedad, cómo se conserva, y cómo los que tienen derecho a propiedad de los medios de producción la tienen que usar necesariamente para el bienestar social si la quieren conservar bajo un sistema de mercado. Porque mercado es precisamente la libertad de intercambiar; eso es un mercado.
  • Y por eso es que estamos aquí para aprender cómo funciona el mercado porque no nacemos sabiéndolo, lo tenemos que aprender, qué coordina los actos de las gentes en una sociedad libre de hombres libres y mujeres libres también, no vayan a creer que no pienso en ustedes.  
  • Y esa es la función social de la propiedad, la función social de la propiedad; y no importa quién la tenga, porque según el mercado va a distribuir la tenencia a manera de que quienes la tienen son los que mejor sirven a la sociedad; 
  • por supuesto que eso no es instantáneo, porque yo les cuento, por ejemplo, yo manejaba una empresa, cuarenta años la manejé, y la manejé bastante bien; pero yo tengo amigos que sé que la hubieran manejado mejor y no me desplazaron, no me desplazaron.
  • ¿Por qué?, ¿por qué no me desplazaron?, porque lo que están haciendo también lo hacen mejor y su ventaja allí es mayor que la que tenían en lo que yo estaba haciendo y yo tenía clientes que yo sé que podían manejar sus negocios mejor que ellos, pero no los desplazaba porque mi ventaja en el negocio de mis clientes, la ventaja que yo tenía sobre ellos, era muy chiquita, en cambio la ventaja que tenía en manejar el negocio donde estaba era más grande. Esa es la ventaja comparativa. 
  • El negocio mío no lo estaba manejando el que mejor lo podía manejar, porque entonces tenía que abandonar el otro negocio donde tenía mayor ventaja. Entonces, la ventaja comparativa no quiere decir que los recursos caen en las mejores manos posibles, es que se distribuye el trabajo a manera de que la producción total sea más acorde a los deseos y al poder adquisitivo de la misma sociedad.
  • El otro día oí un ejemplo que me gustó mucho, ahorita me acordé.   En una fábrica de fotocopiadoras el experto y el que les enseña a todo el personal cómo ir a vender las fotocopiadoras, iba caminando hacia la máquina fotocopiadora para sacar unas fotocopias y una secretaria que estaba por allí le quitó los papeles y le dijo: "Ahí se las voy a sacar yo". 
  • Y él le contestó: "No, si yo también las puedo sacar"; "sí", le dijo la secretaria, "pero usted gana más que yo haciendo lo que está haciendo"; es decir el costo para la empresa de que él sacara fotocopias era mucho más alto que si ella sacaba las fotocopias aunque él lo supiera hacer mejor, aunque él le hubiera enseñado a ella cómo hacerlo. Sí, así dijo. "El costo de oportunidad es más alto si usted las saca que si las saco yo".
  • Ahora, muy poca gente está consciente de esas cosas, ¿verdad?, pero a veces surgen ejemplos donde el sentido común simplifica una explicación como en ese caso, o como en el caso de una entrevista que oí por radio una vez y que la cuento mucho porque me pareció tan extraordinariamente ilustrativa que le pregunta la BBC a una francesa que estaba, una joven francesa, que estaba trabajando en Londres: "¿Y por qué no trabaja en París?", 
  • "pues allá no hay empleo, especialmente para jóvenes".   "Y cuántos parisienses así como usted, jóvenes, están aquí?" "Ah, pues unos 40,000".   "Bueno, y usted ¿a qué atribuye que aquí sí hay empleo y allá no?" "Ah, mire", le dice, "donde es fácil despedir es fácil contratar".  
  • Púchica, allí dio una lección de legislación laboral fabulosa; y si ustedes miran las estadísticas de desempleo en Alemania y en Francia y las comparan con Inglaterra, en esos países son el doble que en Inglaterra.
  • Pero a veces yo se los cuento pues, como una explicación igual que la que le dio la secretaria al que iba a sacar la fotocopia; sin querer están explicando una ley económica que a nosotros nos costó mucho aprender, pero que les salió así, espontáneamente.
  • Bueno, yo creo que talvez podríamos entrar a las preguntas.
  • Pregunta:       Doctor, yo tengo una pregunta. ¿Cuáles son los factores que se deben de tomar en cuenta para determinar el precio de los productos de consumo, por ejemplo harina, arroz, etcétera?
  • Doctor Manuel F. Ayau: Usted puede basarse en el criterio de la gente que lo compra; o puede basarse en el criterio propio. Lo lógico es basarse en el criterio de la gente que lo compra. En otras palabras, en el mercado; porque si la gente  quiere más de una cosa va a subir el precio para inducir a la producción marginal que aumente, ¿verdad?, y ya no quiere tanto, entonces va a bajar el precio.
  • Y no hay ninguna otra manera que resulte en el uso económico de los recursos, trabajo, capital, tierra, etcétera, etcétera. Acuérdese que el arroz es la combinación de un montón de recursos y que el que quiere producir arroz tiene que pujar por esos recursos en el mercado y sólo va a pujar por esos recursos si sólo puede a recuperar lo que invierte y los recursos para mientras se están utilizando en otras cosas y cuando él puja el precio de los recursos para producir más arroz, tiene que producir menos de otras cosas, y ¿por qué? porque las gentes prefieren más arroz y menos de las otras cosas.
  • Ahora, todo eso está sucediendo instantáneamente en el mercado y el que se le ocurre interferir en eso es un ignorante porque no sabe que ya está sucediendo en una forma muy eficiente y que jamás lo podría hacer de otra manera, en forma de poder subsistir y que el producto del esfuerzo social sea mayor después de utilizar los recursos que antes. Así es que, el sistema de precios es fundamental y entonces no se debe tocar.
  • Yo tengo un ejemplo, supongamos que yo traigo una firma experta en administración de empresas a mi empresa y les digo: "Bueno, miren, aquí están todos los factores que yo tengo que utilizar, electricidad, químicos, esto, el otro y el otro y queremos producir esto. Quiero que me diga cuál es la mejor combinación de recursos que puedo hacer, entre todos los recursos que hay en el mundo accesibles a mí, cuál es la combinación mejor."  
  • Entonces van los expertos y regresan con su estudio y su recomendación. Pero ese día yo averiguo que los precios que les dio mi secretaria a ellos, todos los alteró; por supuesto la despido, pero entonces le tengo que decir a los técnicos: "Mire lo siento mucho, pero todos los precios que se llevó para hacer todo su estudio están falseados, unos están subiditos y otros están bajados, disminuidos. 
  • Entonces el experto me va a tener que decir: "Mire esas recomendaciones que le di, no sirven porque indudablemente lo van a inducir a usted a utilizar mayor cantidad de recursos, cuyos precios ella bajó y menor cantidad de recursos cuyo precios ella subió y si hacemos los cálculos con los verdaderos precios de repente vamos perdiendo, por lo menos no podemos optimizar."
  • Bueno, eso es lo que hace el gobierno cuando se mete a manejar los precios, a cambiar los precios, destantea a toda la gente y no hay manera de medir la magnitud del destanteo, de la desviación de donde debería estar uno a donde está, porque como cualquier modificación arbitraria a los precios modifica todos los demás precios y uno no puede saber en cuánto los modificó, así es que, está perdido.
  • Pregunta: A todos nos gustó el ejemplo de por qué no fue desplazado usted en el trabajo que tenía en la fábrica y entonces, cómo les voy a preguntar en el examen la ventaja comparativa y la ventaja competitiva, quería saber ¿cuál era cuál en el ejemplo que usted mencionó?
  • Doctor Manuel F. Ayau: Bueno yo, como les conté, tengo amigos que son muy buenos en administrar empresas, son... y reconozco que son mejor que yo, que yo no soy muy bueno, pero estas gentes sí son buenas. Varios de ellos me podían haber desplazado si hubieran dicho: "Ah, ve qué buen negocios el que tiene aquél, pongámosle la competencia o comprémoselo" y me fui yo a otro lado, 
  • pero no lo hicieron, porque ocuparse de ese negocio implica que no se pueden ocupar de otro y en el que estaba yo manejando mi desventaja era menor que mi desventaja en el que ellos sí manejan y entonces sería ilógico que ellos..., y por supuesto el negocio que están manejando era más grande pues, más importante, entonces ellos no me van a ir a desplazar a mí a sacrificio de lo que están haciendo. 
  • Y yo no voy a ir a desplazar a los clientes que yo creo que podría manejar sus negocios mejor porque ellos realmente son malos, yo soy regular y el otro es muy bueno, entonces nos colocamos en nuestro lugar para que la producción del conjunto sea la mayor.
  • Porque si yo me pongo a manejar el negocio donde el mejor me reemplaza donde no tiene tanta ventaja, pues lo que va a lograr más que yo, en el negocio que yo estoy es muy poco porque allí su ventaja es muy pequeña; pero en el otro negocio se va a perder la superioridad que él tiene sobre mí. El costo de hacerlo es muy grande. Se gana poco y se pierde mucho.
  • Entonces cada quién se va colocando como la secretaria que le dijo al técnico que el costo de oportunidad de que él sacara las fotocopias era más alto que el costo de ella. Y se lo dijo: usted gana más que yo. El costo de cinco minutos de él en la fotocopiadora es muy alto comparado con el costo de ella de cinco minutos en la fotocopiadora.
  • Así es que se basa también en el costo de oportunidad, ¿verdad? Cada quien. Y eso es automático. Y así funciona toda la gente sin haber ido a la Marroquín; y les digo que hay economistas que no lo entienden, y economistas con Premio Nobel. Así es que no es una cosa fácil de entender.
  • Y les digo otra cosa, les cuento otra cosa, si eso fuera de comprensión general probablemente esta universidad no exista. Porque a mí me pareció que eso era tan importante, que había que divulgarlo.  
  • Entonces, yo daba clases, no existía la universidad, yo le decía algún mi amigo: "Mirá, por qué no te juntás un grupo de gente y yo les llego a dar una conferencia sobre eso." Y así, por ejemplo en una de tantas, así conocí a Suger, que llegó a esa conferencia donde un grupo de arquitectos, así que yo la iba dando a quien se dejara, le daba la conferencia. 
  • Es que tiene mucha importancia porque talvez lo más importante de estudiar ventaja comparativa, no sólo es la distribución de recursos y la división del trabajo y todo lo demás, sino tener claro que el que se hace rico en un mercado es porque enriqueció a los demás.  
  • Tener claro que la economía de mercado no es un juego de suma cero, como sí lo es la lotería, donde lo que unos ganan es lo que otros perdieron; es un juego de suma positiva, todos ganan, como el caso de don Pancho y sus antepasados, todos ganan.  
  • Si ustedes ven la riqueza del mundo hoy, la riqueza de la gente de hoy, es muchísimo mayor que hace cien años.   No se la pudieron haber quitado a nadie porque nadie tenía semejante riqueza pues, es riqueza nueva, se crea la riqueza, aumenta la riqueza y ese aumento es el que se reparte de acuerdo con los mandatos de los consumidores.  
  • Porque recuerden que toda la producción es para consumirse, el consumidor es el que manda, es el mandante; el productor es el mandatario, el que obedece.  Aquí a veces creen que cuando le dicen mandatario al presidente es porque el manda, no, es porque en una democracia la gente manda y él obedece, esa es sorpresa pero, así es.
  • Si eso se entendiera, no habría el afán que existe en la agencias internacionales y gobiernos extranjeros que ayudan, el afán de redistribuir la riqueza porque eso se basa en creyendo que los ricos son ricos porque los pobres son pobres, y eso no es cierto.
  • Pregunta: Mire, yo tengo una duda. Supóngase, muchas personas han considerado y consideran la idea del socialismo; entonces siento que uno debería de tener un lado positivo o algo positivo.
  • Doctor Manuel F. Ayau: Tiene positivo las buenas intensiones. Porque la gente que es socialista, casi toda, es gente que tiene un gran corazón y presumen de eso también, como que si los que no creemos en eso no tuviéramos nuestro corazoncito, ¿verdad?
  • Pero, yo le podría preguntar a un socialista, y una vez se lo pregunté a uno de los principales socialistas aquí y también he hecho esta pregunta en muchas partes del mundo a socialistas, pero aquí se lo hice una vez y le dije: "Mirá", -los dos éramos diputados, y él era el intelectual principal de la izquierda- un día le dije: "mirá yo quiero tener una plática contigo, le dije, de aproximadamente una hora, durante la cual yo voy a hablar y vos no me interrumpís.
  • Si te querés ilustrar, porque estás a favor de algo que es absurdo, vos una persona inteligente, lo que pasa es que no sabés por qué es absurdo y como aquí estamos sin hacer nada, porque los diputados no hacen nada, están leyendo el periódico y platicando y por aquí y por allá, entonces le dije: no tenés costo de oportunidad, mejor dicho, ¿verdad?, entonces vámonos a la biblioteca y yo te explico este cuento";
  • y le expliqué lo del cálculo económico y le dije: "Por eso es", -y para una persona que no tiene ninguna preparación económica, como casi todos los socialistas, porque ellos lo que están es preocupados en cómo reparten las cosas, no cómo las fabrican, no cómo las crean, entonces me tomé mucho más tiempo del que me hubiera tomado, con ustedes por ejemplo,-
  • pero se quedó pensando y me dijo: "Mirá, tenemos que platicar más"; porque estar a favor de algo que nadie ha descrito, porque esa descripción de cómo funciona no existe; entonces cómo va a estar uno a favor de algo que nadie nunca en ninguna parte ha descrito, es una postura tonta, le dije. Si uno va a estar a favor de algo primero uno dice ¿cómo es eso?, ¿cómo funciona? A ver si me gusta o no. 
  • Pero si esa definición, esa explicación no existe, porque ya lo pregunté una vez que me fui de jefe de una delegación a uno de los países socialistas por allí por el 74 y estaba hablando con el ministro de finanzas o economía en Hungría, me llevó en su carro por no sé dónde y en ese tiempo todos eran socialistas; ninguno quería a Rusia, pero eso no lo podían decir porque talvez se les cortaba la cabeza.  Entonces le dije, bueno mire, en el carro así le solté y le dije: "¿y cómo le fijan ustedes el precio a la pimienta usted?" "Ah, pues compramos un periódico".
  • Imagínense ustedes la inutilidad del socialismo, que el sistema de fijar precios en el mundo socialista siempre fue el de comprar catálogos de Sears and Roebuck para ver cuánto valían las cosas y el de comprar periódicos de Occidente para ver cuánto valían. Después las modificaban un poquito, de acuerdo a si querían más de esto o menos de lo otro. 
  • Pero la verdad es que no existe ese sistema. Yo he retado a todo comunista y socialista que me he encontrado en toda mi vida, y ya llevo años, que me diga dónde hay una descripción. No hay. Ninguno me ha dicho... por allá, andate por aquí.
  • Así es que, yo pensando cabalmente en la India y en un amigo que trabaja allá, le iba a mandar hoy un e-mail, y pensando en que de lo que más orgullosos han sido siempre los hindúes es de su inteligencia. 
  • Hay que empezar a hacer la propaganda, bueno, los que creen en el socialismo no pueden ser muy inteligentes; pues cómo va a ser inteligente una persona estar a favor de algo que no puede describir, y dije, por allí talvez se les puede despertar a esa gente.
Contenido
  • Créditos iniciales
  • Palabras Introductorias
  • Historia del avance del socialismo en el mundo
  • La propiedad en el socialismo y los precios
  • Los precios y el cálculo económico
  • Acepciones de la palabra propiedad
  • Límites de la Propiedad
  • La propiedad cambia constantemente hacia donde su contribución a la sociedad es óptima
  • La distribución de la tierra es óptima en el sistema de libre mercado
  • La función social de la propiedad y la ventaja comparativa
  • Pregunta 1: ¿Cuáles son los factores que se deben tomar en cuenta para determinar los precios de los bienes y servicios?
  • Pregunta 2: ¿Podría ampliar la explicación de la ventaja comparativa?
  • Pregunta 3:¿Cuáles son los aspectos positivos del socialismo?
  • Pregunta 4: ¿Por qué la universidad Francisco Marroquín ha tenido éxito?
  • Créditos finales
Marcar segmento
begin
end
play

Copy and paste this link to an email or instant message
[Hide]Right click this link and add to bookmarks:


Acerca de este video
Acerca del autor

Dentro de una sociedad, la propiedad privada cumple una función imprescindible como parte del mecanismo coordinador que interviene en el proceso de toma de decisiones de intercambio. La economía y la propiedad tienen un origen común. La propiedad es un legítimo derecho que se puede adquirir a través del descubrimiento, por regalo, como fruto del trabajo individual, físico o intelectual, o a través de la cooperación social.

 
 
 



Créditos

Sobre la función social de la propiedad privada: cápsula No. 9
Dr. Manuel Ayau

Universidad Francisco Marroquín
Guatemala, 22 de Mayo de 2004

Una producción de New Media - UFM. Guatemala, 2005
Cámara: Rebeca Zuñiga; cámara 2: Manuel Alvarez; edición digital: Alexander Arauz; índice: Paul Boteo; sinopsis: Eugenia Aldana; transcripción: Ethel Castro; revisión de transcripción: Sofía Díaz; publicación: Pedro David España


Imagen: cc.jpgThis work is licensed under a Creative Commons 3.0 License
Este trabajo ha sido registrado con una licencia Creative Commons 3.0

Dr. Manuel F. Ayau

Manuel F. Ayau
El Dr. Manuel F. Ayau (1925-2010) fue fundador del Centro de Estudios Económico-Sociales y primer rector de la Universidad Francisco Marroquín; miembro del Consejo Directivo de Liberty Fund y directivo de Foundation for Economic Education (FEE). También, escribió varias obras, entre ellas: Cómo mejorar el nivel de vida, De Robinson Crusoe a Viernes, El comercio, La década perdida, El proceso económico, No tenemos que seguir siendo pobres para siempre y Un juego que no suma cero; fue columnista de The Wall Street Journal y del diario guatemalteco Prensa Libre.

Fuente: www.muso.ufm.edu
Última actualización: 03/08/2010

15697 visitas
0 comentarios |
Vídeos relacionados
 
Comentarios
Selección del editor
No hay comentarios en esta sección.
No hay comentarios en esta sección.
 

Universidad Francisco Marroquín
6 Calle final, zona 10 Guatemala
Guatemala 01010

NewMedia UFM es un proyecto de
Universidad Francisco Marroquín

El contenido de este sitio está bajo
licencia de Creative Commons
Diseño Web: 2001 - 2014 New Media, UFM

The content of this site is licensed under Creative Commons