Relación entre derecho y economía

New Media is Loading...
..
Cambiar vista de pantalla:
Dr. Manuel F. Ayau
21 de septiembre de 2007 | Universidad Francisco Marroquín | Duración:..
  • Normal
  • Large video
  • Large content
  • Full video
"testing":true, "rtmpconf":{ type:"flv", file:"mp4:ayauderechoeconomia/ayauderechoeconomia.mp4", baseUrl:wgScriptPath + "/extensions/player/", streamServer:'174.129.171.207/vod', width:"480", height:"360", config:{ showBrowserControls:false }, poster:"http://newmedia.ufm.edu/gsm/images/previewsNM/relacion_entre_derecho_y_economia.jpg", controls:{ _timerStyle:"sides" } }
Loading...
Transcripción
  • Muchas gracias por la oportunidad de estar con ustedes y compartir algunas historias y algunas explicaciones. Ahora que venía, me recordé que yo estaba dando una clase en el CEM, hace unos veinte años, y como saben ahí las clases son muy largas y es fácil quedarse dormido. 
  • Ya se me empezaban a dormir los estudiantes, porque el tema que estaba tratando realmente era aburrido, y entonces, les dije: "Saben qué, ¿no quieren que mejor cambie de tema?, les voy a dar la teoría general del golpe"; entonces todos despertaron. ¿Esto cuándo fue?  Fue poco antes de que entrara Ríos Montt. 
  • Por cierto, ahí estaba el que después fue Jefe del Estado Mayor Presidencial. En fin, les dije: "¿Cómo empieza un golpe?" Empieza en la cantina del club militar, ahí hay dos militares y la conversación va así: "mirá vos, la cosa si está color de hormiga.  La gente está descontenta, un desorden completo.  Mirá, un día de éstos de repente vamos a tener que hacer algo."
  • Bueno, sube el telón, baja el telón y el sábado entrante están otra vez los dos ahí y ahora la conversación va así: "Mirá vos, ¿no has hablado con los muchachos? Sí, y juega.  Bueno, les dije,  ya está decidido. 
  • Ahora tienen ustedes el problema  que necesitan un líder y según el diagnóstico que ustedes han hecho, la situaciones está caótica, desordenada y violenta, porque los que están en el Gobierno o el que está en el Gobierno es incapaz y no es honrado. Basado en ese diagnóstico, para el líder hay que buscar una persona capaz y honrada.
  • Pero como también tiene que ser militar, tienen que encontrar un militar capaz y honrado. Ahí está su primer problema, -les dije-, pero se resuelve fácil, porque todo general es por definición es capaz, sino hay que descartar el sistema de ascensos.
  • Ustedes saben cuánto gana un General, si no se casó con una señora rica y anda en un Mercedes flamante, etc., etc., ustedes saben que ése no es su candidato". Entonces dan el golpe. Sube el nuevo presidente.  Baja el telón, sube el telón y están en el club militar los mismos amigos y ahora la conversación va así: "Mirá vos, y éste ¿cómo llegó a general?" 
  • Nos traicionó, mirá la armada que se está dando. De repente un día de éstos vamos a tener que hacer algo.       Y ahí les dije: "Miren, lo que pasa es esto, el diagnóstico está equivocado.  La falta de éxito del Gobierno no se debe a las personas, se debe al sistema".
  • Hay sistemas que no van a funcionar, no importa quién llega; y hay sistemas que van a funcionar, no importa quién llegue. En Suiza no saben el nombre del presidente los ciudadanos y en Estados Unidos han llegado unos tipos que ¡caramba!, demuestra que cualquiera puede llegar a la presidencia de ese país. 
  • Así es que la lección de esa vez, además de la teoría general del golpe, era que el diagnóstico era el que estaba equivocado.  Lo que  estaba malo era el sistema. Y ese sistema que tenemos en Guatemala, en toda la América Latina, es el mismo; excepto Chile, que lo cambió cuando llegaron al fondo del barril por estar probando el socialismo. 
  • Lo que se llamaba mercantilismo y que es lo que Adam Smith combatía; el mercantilismo, es gobierno por influencias de grupos, que buscan al Gobierno para que protejan sus intereses. Van a ir a convencerlo de que es importante proteger mi industria porque doy empleo a mil gentes, y cada familia tiene cinco hijos, ya van cinco mil, etc.
  • Entonces los intereses económicos que no son capaces de competir en el mercado libremente, recurren a los Gobiernos para hacer sus negocios rentables. Yo les puedo contar, que así ha sido toda la historia, un mi bisabuelo tenía el monopolio del cebo en la ciudad capital; otro bisabuelo tenía el monopolio de los sacos para envasar café. 
  • El único que tenía permiso para hacer sacos para envasar café. Y si ustedes ven la historia de muchas de las fortunas del país, todas han sido hechas así.  No todas, pero una gran cantidad, han sido hechas así. 
  • Es el sistema de Gobierno, manejado por los cuates y las influencias, sigue privando en toda la América Latina y por eso América Latina está como está. América Latina no tenía por qué  ser un continente pobre como lo es; la Argentina competía en estado de bienestar con Europa a principios del siglo pasado. 
  • Europeos venían a este continente en busca de oportunidades y de un buen futuro. No estábamos atrasados.  En un momento dado tuvimos la segunda línea de transmisión eléctrica más larga del mundo. En ese tiempo se acababa de inventar la electricidad y la línea era de Palín para acá. 
  • Tuvimos en una época, me contaron,  más teléfonos per carpita que en el Japón. Los europeos venían aquí y estaban tranquilos, era un país que prometía. Pero ahí nos quedamos, el resto del mundo avanzó, avanzó y se fue ¿Por qué?
  • Hay una gran relación entre el Derecho y la Economía, los grandes problemas del país, que son ahora: la violencia y la pobreza, se resuelven con lo mismo, con un régimen que respete los derechos individuales, que los haga respetar con un poder judicial fuerte y suficientemente grande para garantizar a los ciudadanos sus derechos individuales. 
  • Los derechos individuales son las reglas del juego. Tú no me quitas lo que es mío y yo no te quito lo que es tuyo. Tú no me golpeas, yo no te golpeo. Porque el derecho individual tiene como límite el derecho ajeno y ésa es la regla del juego: el derecho individual. 
  • Pero, sucedió que se volvió muy popular la frase, el interés general priva sobre el interés particular. Y, por supuesto que eso es correcto, pero ahí se están comparando interés con interés; interés general con interés particular. Pero ahí debe haber una coma en esa frase, y seguir, pero no sobre el derecho individual.
  •  Está bien que el interés general prive sobre el interés particular, pero no sobre el derecho individual, porque es de vital interés de la sociedad respetar el derecho individual. Ahí está el límite de lo que puede hacer una mayoría con las personas individuales, con las minorías de unas persona, sus derechos, ésas son las reglas que hacen la cooperación pacífica viable.
  • Si no se respetan los derechos individuales, por el interés general o por la razón que sea, esa sociedad se queda pobre y probablemente violenta. Por que, veamos la violencia, ¿cómo se cura la violencia? Castigando al criminal. Pero aquí ni siquiera se castiga al 2% de los criminales que son agarrados.
  • Entonces los criminales saben que son impunes, que pueden hacer de lo suyo lo que quieran, que va ser muy difícil que los agarren, y que si los agarran va a ser muy difícil que los condenen. Y si los condenan va a ser muy fácil escaparse.
  • Entonces los criminales no tienen certeza del castigo.  Y ¿cuál es el remedio al que acuden los políticos?, hacer las penas, los castigos más severos.  Y ésa no es la solución. Cada vez que pasan una ley del código penal, ponen las penas más grandes, los castigos más fuertes, pero si no se aplican ¡de balde!
  • Ustedes han de saber, debido a su propia carrera y la disciplina que tiene que tener dentro de sus filas, que es más importante la certeza del castigo, que la severidad del castigo. La gente tiene que saber que si comete una falta va ha ser castigada, pero tampoco hay que llegar a extremos de torturarlo o quitarle la mano, como lo hacen en algunos lugares en el Medio Oeste.
  • Aquí lo que hace falta es certeza del castigo.  Y ¿por qué no hay certeza?, porque el poder judicial es la cenicienta del Gobierno. No tienen los recursos económicos para tener en cantidad y calidad a personal que pueda llevar a cabo su labor de impartir justicia.  No la tienen.
  • Le pasan 2% ó 3% del presupuesto y eso está mal. Ésa es una razón, que no tiene los recursos necesarios para llevar a cabo su función; y la otra razón es la cultura del derecho que llevó a privar en toda la América que es positivista, que no se estudia derecho natural, 
  • que en las facultades de Derecho lo que se aprende son la leyes, la legislación, aunque esa legislación viole el derecho, porque se confunde lo que es un régimen de legalidad con un régimen de derecho y hay unas leyes que violan los derechos. 
  • Esa diferenciación, esa sutileza si se quiere, no es apreciada en las facultades de leyes. Aquí en la Marroquín, de intento la facultad se llama: Facultad de Derecho. En otras universidades se llama Facultad de Ciencias Sociales; en México se llama Facultad de Leyes, pero aquí lo que queríamos era enseñar Derecho, además que aprendan la legislación. Fue una innovación intelectual y académica para Guatemala. 
  • Lo que estoy diciendo es que el problema de la violencia se cura con la prevalencia del derecho. Y qué entiendo yo por el derecho: la protección de los derechos individuales. 
  • Mi vida, mis cosas, mi energía, mi persona, etc., todo lo que adquiera legítimamente respetando los iguales derechos de los demás. 
  • Mientas yo no me salga de lo que es legítimo, todos los demás tienen obligación de respetar mi derecho exclusivo de hacer las cosas que son mías, como yo quiero,  con el límite, nuevamente, del derecho ajeno.
  • Ese es el secreto de la paz y la tranquilidad para terminar inclusive la violencia. Pero también mencioné el problema económico, la pobreza.  Y la pobreza ¿cómo se cura? Se cura respetando el derecho individual, porque hay sistemas económicos que funcionan y hay sistemas económicos que no funcionan. 
  • Por ejemplo el socialismo, no funcionó, y eso ya se sabía desde mucho antes, pero la gente siempre tenía la esperanza que eso va a ser más justo y que no van a haber grandes diferencias de riqueza, y seguían probando sin siquiera averiguar cómo funcionaría el sistema, porque no sabían cómo funcionaba el sistema; pero hay muchos que todavía no los saben y que no lo han buscado. 
  • Yo publiqué una carta de Lenin hace cuarenta años, donde él le pedía ayuda a la Sociedad Fabiana de Londres, porque la sociedad Fabiana de Londres fue la que realmente promovió el socialismo, Lenin era discípulo de ella, y cuando llegó les pidió ayuda. Bueno, ahora ya llegué ¿ahora qué hago?
  • Él no se había preocupado del problema tampoco, entonces el Gobierno inglés autorizó que fueran unos economistas, entre los cuales fue un señor, Redverse Opie, que hace treinta y cinco años  o algo así, vino aquí a dar conferencias, de setenta y cinco años de edad y jugaba tenis y yo dije cuando tenga setenta y cinco años también quiero poder jugar tenis. Así que estoy esperando un rato.
  • El señor Opie es uno de los que fue a Moscú llamados por Lenin y cuando se sentaron en la mesa dijeron, bueno, ¿cómo funciona esto? Ninguno tenía la menor idea. 
  • Por supuesto, Ludwig von Mises ya había publicado en 1920, o poco después fue, por qué no podía funcionar el socialismo, por qué iba a ser empobrecedor, por qué ese sistema iba a ser imposible que funcionara.  Y la razón, nuevamente regreso, porque no respeta los derechos individuales. 
  • Hace veintitantos años me contrató una fundación norteamericana que se llamaba Cuban American Foundation,      talvez todavía existe, no sé,  manejada por un señor, (Jorge) Mas Canosa, y vinieron aquí recomendados por Milton Friedman, y me dijeron, mira a lo que venimos aquí es a que nos diseñes una economía de mercado por si se muere Castro mañana, y queremos ayudar con tener cosas listas.
  • Entonces yo les tuve que explicar, una economía de mercado no se diseña, una economía de mercado es un orden espontáneo que surge cuando la ley protege la vida, la propiedad y los contratos. 
  • Si la Constitución protege la vida, la propiedad y los contratos lo que sucede se llama economía de mercado. Porque el Derecho está protegiendo el uso de la propiedad de alguien.  Yo voy a comprar algo y llevo propiedad privada, -este dinero es mío-, cualquiera que me lo quiera quitar, aunque sean cien gentes, me lo están robando, si lo están haciendo sin mi autorización. Estoy cambiando mi derecho propiedad sobre estos billetes por lo que estoy comprando, que es propiedad del que me lo está vendiendo y que tiene legítimo derecho a esa propiedad, porque también lo adquirió en observancia de las leyes y respetando los derechos de los demás.
  • Todo intercambio es un intercambio de propiedad privada, ahora, como es propiedad privada, entonces todos los intercambios surge lo que se llama el sistema de precios. El sistema de precios es el resultado de todos los intercambios libres y pacíficos que se dan en un momento dado en una sociedad y eso se llama mercado.
  • Nadie lo inventó.  Poco a poco, a través de los años, se fue descubriendo cómo funciona, porque un orden espontáneo por definición no es diseñando. La gente se empezó a preocupar, ¿cómo ordenan las personas el uso de los recursos?  ¿Cómo ordenan sus prioridades? ¿Cómo saben que un recurso es más escaso que otro?  Todos los recursos tienen usos múltiples.
  • En la literatura que aquí le damos a los estudiantes, hay un folleto que se llama "Yo, el lápiz", (Leonard E. Rea), que es la historia de una lápiz, no sé si ya lo han leído, él dice que nadie sabe hacer un lápiz, pero el lápiz se hace y se usa y ahí está. Y nosotros lo tomamos como un hecho y no nos preocupa cómo llegó a existir y eso que es una cosa sencilla.
  • Imaginen ustedes hablar de un motor de combustión, ¿quién sabe dónde está la mina de acero? ¿qué calidad de hierro hay en esa mina? ¿qué proceso hay que usar? ¿de dónde van a sacar los recursos para usarlo? ¿cuáles recursos van a tener que utilizar para purificar ese hierro?, para que salga el aro del camión que va a llevar el producto. Es tan complejo, tan grande, que nadie puede tener la información necesaria para tomar las decisiones inteligentemente. 
  • En Rusia decían, -bueno, esta es una fábrica de clavos y usted tiene que producir tantas toneladas de clavos.  ¿Qué hacían? Hacían unos señores clavos de este tamaño para llenar la cuota de toneladas. 
  • Resulta, que el producto del esfuerzo social tiene menor valor para los mismos miembros de la sociedad, que los recursos que utilizaron para hacerlo; entonces en el mercado sí se puede actuar eficientemente, con objeto, de los recursos empleados en hacer esto, no vayan a ser empleados en algo que le damos menor prioridad que esto. 
  • Es un proceso de selección de recursos constante y al margen, que es muy importante, que nunca se está comparando en términos absolutos. 
  • ¿Ya estudiaron algo de economía? ¿Ya leyeron el best seller que se llama El proceso económico, (Manuel F. Ayau)? Ahí está muy bien explicado qué es al margen, porque la decisiones se toman al margen, todas las decisiones se toman al margen. Nadie está diciendo, yo prefiero pescado a echarme un cigarrito. 
  • Entonces, como decía un profesor aquí para explicar eso, nadie escoge en absoluto; por ejemplo si yo pregunto ¿quién quiere un cerveza? ¡que levante la mano!  Todos levantan la mano.
  • Supónganse que ya se la tomaron, ahora ¿quién quiere otra cerveza?  Levantan la mano.  Ya cuando iban por la décima cerveza ya están borrachos o enfermos, porque lo que están escogiendo es una cerveza más después de haberse tomado seis.
  • No están escogiendo una cerveza o un cigarrillo y como él daba clase en el teolgoado les preguntaba a los fututos sacerdotes, ¿ustedes qué prefieren rezar o comer? Pues rezar. 
  • Después de una hora les voy a preguntar, ¿qué prefieren, rezar o comer? Rezar. Pero después de tantas horas ¿qué prefieren rezar o comer? Naturalmente, ya querían comer y comparando una comida con el mismo rezo pero no se compara así.
  • Las decisiones no se toman así, por eso es que la curva de oferta y demanda tienen la inclinación que tienen. La gente dice, yo soy barbero; pero hubo un terremoto y se necesitan albañiles pero un albañil gana muy poco comparado con lo que gano yo como barbero. Pero de repente, el terremoto, sube el salario del albañil porque la gente quiere albañiles más que peluqueros. Entonces digo yo, soy muy tonto sino hago el trabajo de albañil y prescindo del ingreso que pudiera ganar haciendo ese trabajo.
  • Entonces, el sistema de precios le dijo a la sociedad, disminuyamos por el momento el número de barberos y aumentemos el número de albañiles, y ¿cómo lo hizo la sociedad? A través de manifestar sus prioridades en el mercado. 
  • Ahora imagínense ustedes, cómo haría un planificador de la economía, simplemente no tendría la información, porque no todos los barberos se quieren ir al mismo precio a ser albañiles, hay unos que se quedan de barberos si el precio de albañil se equipara con lo que está ganando como barbero. 
  • Pero hay otros barberos que están ganando poco, entonces pronto va a llegar lo que se  está pagando por el albañil al nivel de lo él está ganando. Hay diferencia entre un barbero y otro barbero y otro y todo es al margen. Imagínense ustedes la información que el mercado está transmitiendo a toda la sociedad.  Es maravilloso y créanme que todavía no se entiende la ciencia económica, completamente.
  • Yo escribí un librito, que no sé si ustedes lo conocen, que se llama, "No es juego de suma cero". Ése es un libro muy, muy, muy  importante.  Si yo no le tuviera tanta importancia, no lo hubiera escrito.  Sólo le hubiera dicho a la gente busque tal página de tal otro libro, pero no se comprende eso fácilmente. Yo conozco economistas con Premio Nobel, que no lo entienden.  
  • En la introducción de ese mismo librito pero en la traducción en inglés, hecha por el decano de economía de George Mason University dice, yo hubiera querido tener este librito para dárselos a mis profesores cuando fui a la universidad.
  • Quiere decir que cuando yo estoy diciendo que no es de general comprensión, lo he comprobado y por eso dije, lo voy a escribir porque hace falta. Ahí se demuestra que la economía no es un juego de suma cero, un juego suma cero es como una lotería, lo que unos ganaron es lo que otros perdieron.  Pero en la economía es un juego de suma positiva, todos ganan.  Todos ganan por una razón, todos tienen costos distintos, no todos tienen el mismo costo. 
  • Y cuando yo estoy vendiendo esto y me pagan, yo estoy comparando lo que me pagan con lo que me costó hacerlo; entonces, estoy comparando precio con costo, y por eso también dicen, precio es lo que pagas y valor es lo que recibes. 
  • Ahora, yo cuando vendo esto, lo vendo en diez quetzales, sino lo puedo vender en diez quetzales porque me cuesta once ya no lo voy hacer, entonces me costó hacerlo menos de diez quetzales, digamos ocho, al venderlo a diez yo gano.
  • Pero el otro señor me está vendiendo a mí un dinero que se ganó vendiendo algo también, en el cual ganó porque le están pagando más de su costo. Entonces, lo que él me está entregando a mí es lo que a él le costó hacer ese dinero y yo le estoy dando lo que a mí me costó hacer esto. 
  • No es el dinero, es lo que a él le costó ganarse ese dinero es su costo, y estamos comparando costos; pero no hay manera de saber cuál es mi costo, porque es mi costo de oportunidad de lo que estoy hablando.   No estoy hablando del costo contable, estoy hablando del costo de oportunidad, porque es el costo de oportunidad lo que nosotros utilizamos para hacer comparaciones de intercambio.  Ése es el verdadero costo. 
  • Ésos son conceptos que para los hombres de negocio son difíciles.  Yo tengo un colega en Estados Unidos que era banquero y cuando entró a la junta directiva era banquero, ahora sólo está trabajando con la fundación, pero yo le decía: "¿Y tú estás en el negocio de dinero?"  Él me decía: "Sí". "Pues no", -decía yo- "tú estás en el negocio de crédito. A ti los depositantes te presentan su dinero, tú les das una libretita de ahorro y tú, ese dinero, se lo prestas a otro.  
  • Tú no estás haciendo dinero, tú eres un intermediario en el mercado de créditos. Sabes dónde hay recursos financieros y quién los necesita.  Tú le pagas al que te los da y le cobras un poco más al otro para pagar por los costos de intermediación". 
  • "Ah pues sí, yo creí que era banquero, porque estaba en el negocio del dinero".  "No", -le dije,- "estás en el negocio del crédito". Yo hice un glosario donde puse varias palabras, que en el mundo de los negocios son distintas que en el mundo de la economía. 
  • Hace un momento yo mencionaba el costo de oportunidad, ése es el verdadero costo.  Eso no lo entiende un contador, porque el contador lo que está viendo es la suma de los recursos que se necesitaron para hacer lo que sea.  Ése es un costo muy matemático, se puede ver porque están las facturas y ése es el costo, pero de lo que uno prescinde por hacer una cosa, es su verdadero costo.  Por ejemplo, ¿qué satisfacción me brinda utilizar estos recursos en esto?
  • Comparado con qué satisfacción me brinda usando los mismo recursos en esto otro. Tengo que escoger, no puedo utilizar los recursos para las dos cosas. Entonces yo comparo, esta satisfacción con ésta, escojo ésta.  ¿Cuál es mi costo? La satisfacción perdida.   El costo contable podría haber sido el mismo para los dos casos, pero para mí esto vale más que esto. Entonces lo que yo estoy sacrificando es la otra satisfacción, ése es el costo de oportunidad. 
  • Y ése es el verdadero costo que todos tomamos en cuenta, todos tomamos en cuenta eso que dice, "voy a ir al cine, pero bueno, entonces ya no puedo leer el libro aquél que quería, o ya no voy a ver el programa de televisión"; entonces ¿cuál es su costo?, no es lo que pagó por la entrada.  Su costo es la satisfacción de la cual prescindió para ir al cine.
  • Me voy de viaje, pero entonces ya no puedo comprar aquel carro.  Yo estoy comparando la satisfacción de tener un carro con un viaje, ¿cuál es el costo?  No se sabe, porque yo no sé la magnitud de esas satisfacciones.  Son subjetivas, pero esos son los verdaderos costos sobre los cuales nosotros tomamos nuestras decisiones todos los días.
  • Ésa es otra  razón por la cuales no se puede planificar el socialismo, porque nadie puede calcular los costos, porque no son costos contables lo importante.  Son costos de oportunidad y esos no se saben, no son objetivos, no están en un papelito. 
  • Además que tampoco funcionaría, porque si estuviera en un papelito para tomar una desición, tendría que tener información de todo lo que está pasando en el mundo, no habría tiempo de meterlo en las computadoras. 
  • Así es que, el mercado funciona porque se están intercambiando derechos de propiedad.  En este librito en la versión inglesa, que va a salir dentro de unas dos semanas, yo pongo la siguiente dedicatoria: "A toda la gente del mundo que está contribuyendo al bienestar sin que le importe ni sepa quién soy, etc., etc."
  • Porque en la realidad, todos estamos trabajando todo el tiempo para todos los demás. En el mercado, que nuevamente repito, que es el intercambio libre y pacífico que está ocurriendo todos los días, ahí sólo hay una manera de hacer plata y es anticipando los deseos ajenos.
  • Todos estamos compitiendo en nuestros negocios por satisfacer mejor a las demás personas, no por que nos interesen las demás personas, sino porque nos interesa nuestra familia, nuestros hijos, la educación, su salud, su casa.
  • Pero, ¿cómo hago yo para obtener los recursos de otros y me los den a mí para que yo pueda satisfacer mis deseos. Solo sirviéndoles, porque la gente es capaz de intercambiar conmigo o intercambiar con otro; entonces el mercado es el único sistema que pone a todos a trabajar para el bienestar de todos los demás. 
  • Yo estoy involucrado en una empresa que hacemos piso y hay que estar haciendo diseños y cosas así para que queden bonitos, y me preguntan "¿y éste le gusta?" "ah, ése está muy bonito", les digo. 
  • Entonces todos se voltean a ver y yo ya sé que están diciendo, "ah, ese modelo no lo vamos hacer porque él tiene muy mal gusto y todo lo que le gusta a él a la gente no le gusta". 
  • Entonces cuando yo digo´"ése no me gusta"  ya todos saben cuál es el que van a hacer. Porque nosotros no hacemos esas cosas para satisfacción mía.  El que siembra maíz no siembra maíz porque come mucho maíz, etc. 
  • La gente produce cosas que cree que los demás necesitan y cree que los demás le van a da prioridad. Hay muchos hombres de negocios que creen que ellos le ponen el precio a sus cosas.  Eso me recuerda al que tenía una tienda y empezó a importar chiliquines.
  • ¿Ustedes saben qué es un chiliquin? Yo tampoco, así que no importa. Entonces empezó a importar chiliquines y le costaban un dólar, le dijo a los de la tienda, "miren en esta tienda yo mando porque es mía, aquí ganamos el 40%, costó 1.00 se vende a 1.40, ahí vengo la semana entrante". 
  • La semana entrante llega y le dice, "¿cómo va la venta de los chiliquines? Pues fíjese que no se venden. ¿Cómo va a ser eso? ¿Por qué? Pues, dice la gente que está muy caro. Ah, ¿sí? bueno, véndalo a 1.20 pues, a ver qué tal. 
  • La semana siguiente viene y le dice "¿qué tal va la venta de chiliquines?" "Pues no se venden".  "Miré, sabe qué, a mí me costaron un dólar, salgamos de esto, véndalo a 0.80, tomamos nuestra pérdida y ya no importamos más, porque aquí se gana 40%.
  • ¿Quién es el que fija el precio? El mercado, no el dueño.  El que cree que él los fija va a quebrar.  Uno se mete a un negocio cuando lo que le va a costar a uno hacer el producto es menos de lo que vale en el mercado;  pero uno no dice, "bueno, yo voy hacer esto, y como me cuesta 150 lo voy a vender en 200" ¿Y si la gente no lo quiere comprar en 200? Porque todo tiene competencia, todo tiene competencia.
  • Muchos dicen que hay monopolios pero, en realidad no hay monopolios, salvo cuando el Gobierno los crea, porque el Gobierno da privilegios para que alguien pueda vender sus productos a precios más alto que el precio de mercado; sino no tiene razón para que el Gobierno se meta en el asunto. 
  • Entonces, ¿cómo puede hacer el que recibe el privilegio para venderlo más caro? Pues el Gobierno pone impuesto a las importaciones para que cuesten más dentro del mercado o  empieza a exigir licencias para esto, y no le da licencia a todos sino sólo a los cuates, en fin, hay maneras de restringir competencia.  Ésos sí son monopolios dañinos.
  • Pero me dicen que el cemento es monopolio. ¿Desde cuándo? Si uno puede hacer una carretera de cemento pero también de asfalto.  Un edificio lo puede hacer de acero. El Ministerio de Finanzas, no tiene columnas ni vigas de concreto,  todo es de acero. Hay otros sustitutos, las paredes se pueden hacer de tabla yeso, de ladrillo, no llevan cemento; para casi todo hay sustitutos. Pero sólo tiene un precio el cemento, porque no puede decir: ¿para qué lo va a usar señor? Para tal cosa. 
  • Ah, entonces le cuesta tanto. Y el otro que llega ahí le dice yo lo voy a usar para esta otra cosa. Ah bueno, entonces el precio es tanto. Uno no puede está haciendo ese tipo de discriminación de precio.
  • Entonces tiene un precio, para unas cosas sale muy barato y para otras sale muy caro; y ahí no se usa, se usa otra cosa. Yo me acuerdo cuando la empresa eléctrica, estoy hablando de los años sesenta,setenta, que por cierto, excelente servicio y muy económico,  tenía un anuncio que decía ¡cocine con Papicalisto! con estufa eléctrica. ¡Cocine con Papicalisto! La electricidad estaba compitiendo ¿contra qué?, contra el gas propano. 
  • No tiene que ser exactamente el mismo producto.  Ustedes, tengo entendido fueron a la dirección de minería. Pues yo fui ahí hace como cinco años a que me dieran licencia, porque  como aquí en Guatemala para todo se necesita licencia y permiso. 
  • Aquí no vivimos por derecho vivimos por permiso, entonces, yo fui ahí, le entregué una carta solicitando autorización para traer gas natural de México, con el grupo que estábamos haciendo esto ya habíamos contratado el uso de la vía férrea desde donde estaba el gas hasta Guatemala. 
  • Así es que ya teníamos una vía privada para enterrar el tubo desde allá hasta aquí,  pero me dice el ministro, era amigo, me dice: ¿qué querés que te dé permiso?, lo vamos a estudiar.
  • Entonces yo le dije: "¿Qué vas a estudiar? si yo sólo quiero traer gas." "Sí, pero vas hacer un monopolio"." No, no es un monopolio", le dije,  "cualquier otro lo puede hacer.  Si no prohibís que entren, cualquier otro lo puede hacer". "Ah, pero es que, ¿quién lo va hacer si eso no es así no más?, si viene uno ya no va haber otro". 
  • "Bueno y  ¿qué querés que haga? ¿Pongo dos tubos?, ¿uno para el otro y otro para mí o qué?"   "Va a ser monopolio". "No", le dije, "nosotros vamos a vender". "Vas a ser el único". 
  • "Sí, pero hay otras fuentes de energía, la gente usa otras cosas para producir calor no sólo el gas, puede usar electricidad, puede usar petróleo, crudo, queroseno, hay un montón de combustibles, cosas que dan calor, así que no es monopolio". 
  • "Además, tengo que dar permiso para transpórtalo". "Pero si no voy a usar tierra del Gobierno, le dije, no voy a usar nada del Gobierno, no estoy pidiendo dinero, no estoy pidiendo subsidios, no estoy pidiendo nada. 
  • Nada más que cumplás con la ley, que dice que hay que autorizarlo y autorízalo pues". "Entonces, me dice, vos querés que yo no haga nada". "Exactamente". Porque lo único que puede hacer es arruinar el negocio. 
  • Ése es el tipo de legislación que arruina al país, porque lamentablemente, el mal está en nuestra Constitución, porque la Constitución obliga a los diputados a componer todos los problemas del país.
  • Ahí tienen ustedes que pasaron una ley prohibiendo el robo de celulares, bueno pero si alguien viene y dice, "mira aquí hay una ley que prohíbe el robo de celulares". "Ah, imagínate vos, quiere decir que robar todo lo demás no está prohibido, robar otras cosas sí se puede". 
  • Ya hay una ley que prohibe robar, ¿cómo van a ser una ley que prohíbe robar corbatas o celulares o cada cosa?  La lista sería interminable. Otra ley que dice, las casas viejas del centro se convierten en patrimonio nacional y los señores de cincuenta años, también.
  • Entonces, ¡yo no sé que me va a pasar cuando llegue a cincuenta! El hecho es que la sociedad expropió esos bienes, porque el dueño es el que dispone del bien, no es el que tiene el título de propiedad ahí guardado. 
  • Es como cuando le preguntaron a Hitler, "¡usted es socialista!", nacional socialismo, Hitler era socialista. Lo ponen de derecha pero era completamente de izquierda, le dijeron, "para ser congruente  usted debería expropiar las fábricas para que sean del Gobierno". 
  • Y dicen que  Hitler contestó: "¿y para qué? Si hacen lo que yo digo, y si hacen lo que yo digo, ya son mías. Así para qué molestarme con los papeles".  El dueño es el que dispone de las cosas. 
  • Y esas casas ya no son de los dueños.  Un señor quería cambiar una viga porque se estaba cayendo el techo, tuvo que pedir permiso a la municipalidad y le dijeron que tomaba no sé cuánto tiempo, la cantidad de papeles de la burocracia que tienen que ir a  ver si se está cayendo la viga. Pero si ¡es de él! Si se cae, pues se fregó él.  Si le cae encima a alguien, que alguien lo pueda demandar. El derecho de propiedad, los derechos individuales son el fundamento de la economía de mercado.
  • La izquierda habla del mercado como que fuera una cosa horrorosa, como que fuera una cosa que hay que evitar, pero yo les pregunto a ellos "¿dónde compran su comida todos los días?" En el mercado.
  • "¿Quién organizó el mercado, la comida de la terminal? ¿Quién lo organizó? Nadie. ¿Quién dijo dónde sembrar la lechuga, el aguacate, todo lo que llevan ahí? Nadie. ¿Quién está preocupado de que no va haber comida ahí mañana? Nadie. 
  • Al precio que toda la gente que llega ahí lo puede comprar. ¿Quién lo organizó? Nadie. Imagínense ustedes que el Gobierno tratara de organizar el abastecimiento de comida de la ciudad, si ya lo probaron los rusos y se murió no sé cuánta gente de famina. 
  • No se puede sustituir la economía de mercado sin pagar un altísimo costo en términos de pobreza. Ahora, hay otra clase de problemas que también resuelve el régimen de Derecho. 
  • Por ejemplo, la polución.  Nadie bota basura frente a sus casa.  La gente que bota basura, la bota en propiedad ajena.  Pero esa persona a quien le botaron la basura no puede ir a un juzgado a demandar al que la botó, por daños y prejuicios, porque está perdiendo el tiempo.
  • No hay manera de hacer respetar el derecho particular. La mayoría de bosques que se queman ¿de quién son? No son los bosques privados. Son los bosques públicos. 
  • El Lago de Amatitlán, los vecinos de Amatitlán, como yo, no podemos demandar a la Municipalidad de Guatemala por estarnos tirando sus aguas negras a nuestro lago; y cuando yo le dije a Berger cuando era Alcalde, "mirá, te voy a demandar por estar tirando las aguas negras de tu ciudad aquí". 
  • Me dijo, "pues, demándame, que es la única manera que esto se puede arreglar. Que el juez me obligue pagar una multa alta, tan alta que sea mayor que el costo de limpiar las aguas antes de tirarla.
  • Entonces a toda la gente le va a convenir más hacer su fosa séptica o hacer funcionar sus plantas de tratamiento, que las tienen casi todas las lotificaciones, pero no las usan porque es más barato no usarla que tirarlas. 
  • Pero yo no puedo ir ni siquiera a hacer esa demanda, porque como bien me dijo él, "suponte que tú ganas el juicio, como las municipalidades por mandato constitucional no son embargables, te fregaste". 
  • Entonces las municipalidades son impunes, pueden hacerle daño a la gente, y le gente no tiene derecho de resarcirse los daños. Si una fábrica está con su chimenea, tirándole basura, humo, ceniza al vecino, el vecino debería poder ir a un juzgado y decir, "ese señor me está tirando basura". Entonces el juez los tiene que llamar y le dice, "bueno, ya deje de tirarla o sino pague la multa".
  • ¿Y cuánto? dirá el dueño de la fábrica.   "Mire", le dice al vecino,  "mira a mí me cuesta 0,000 poner los filtros, yo te puedo dar a tí ,000 al mes, y te aguantás y yo me economizo 0,000. 
  • ¿Qué le va a decir ese señor? "Tirámelo, tirámelo. Me caen muy bien esos mil". Entonces, el mercado lo arregla.  Y si no se ponen de acuerdo, el juez le tiene que decir que ponga su equipo para no ensuciarle a los vecinos su ropa que tienen ahí secando en el patio.
  • Y ¿por qué se puede arreglar así? Porque para eso está el Gobierno, para proteger los derechos de propiedad del vecino contra el que le está tirando la basura. Es decir, nuevamente, es el Derecho y los derechos individuales lo que hacen factible resolver esos problemas.
  •  La gente no quiere suciedad frente a su casa.  Ustedes habrán visto en los pueblos, en calle de tierra sale la gente a barrer para quitar todo la suciedad que hay en la calle, la gente quiere vivir limpiamente, pero no tiene como proteger sus intereses porque ¿a dónde va a ir a reclamar? 
  • Y ahí hay otro caso pues, la polución, ¡qué locura! El respeto a los derechos individuales, un régimen de verdadero Derecho. Eso es lo que se necesita hacer aquí en Guatemala, establecer un genuino régimen de Derecho.
  • Pero vieran lo difícil que es explicarlo, especialmente a abogados, porque en las escuelas de Derecho, incluyendo a Harvard, se olvidó, se dejó a un lado todo lo que es el derecho natural. Mi abogado en Estados Unidos, hablando un día, me dijo, "yo me gradué de Harvard y tenés razón, ahí nunca oí esos términos". 
  • Y yo le conté en una conferencia que di aquí y una señorita se me acercó después y me dijo, "Ya lo oí hablar de Harvard.  Yo soy graduada de abogado de Harvard y usted tiene razón, todo eso ni lo oímos". 
  • Como dije al principio, las universidades entrenan abogados en el uso de la legislación, pero no los educan en Derecho, y es muy distinto entrenar a la gente que educar a la gente. 
  • Lamentable, sino tenemos un régimen de Derecho no podemos componer el país, no es factible, en ninguna parte se ha podido hacer sin un régimen de Derecho.
  • Inclusive los chinos que tienen la tasa de crecimiento más grande del mundo, y la abolición de la pobreza más rápida que se ha visto en toda la historia, ¿qué hicieron para lograr lo que tienen? Garantizarle a toda la gente que se iba proteger el derecho de propiedad. 
  • Es decir, es un país capitalista, donde no hay gobierno democrático, pero el mercado es independiente de qué tipo de Gobierno se tiene. Se puede tener una monarquía y si el gobierno no se mete a manejar la vida de todos los súbditos, pues surge una economía de mercado, ahí en una monarquía.  Son dos cosas distintas.
  •  El mercado es democrático en un sentido.   ¿Cómo se escoge a la gente que se hace rica y que van hacer líderes de la comunidad? Se les escoge votando por ellos, pero no estamos conscientes de que estamos votando por ellos hasta que nos sacamos la papeleta de la bolsa, voy a votar por aquél en vez de por aquél.
  • Estamos todos los días diciendo quienes son los que van hacer plata con nuestro voto. Por ejemplo, en ese librito de  No es un juego de suma cero, ahí pongo el ejemplo, que yo hago mucho negocio con Bill Gates, y hago un negocio de Bill Gates cada vez que compro un programa, porque como él es el dueño, entonces estoy haciendo un negocio con Bill Gates. Pero en cada negocio yo gano más que él, porque ¿cuánto va a ganar él en un programa? si tiene que competir con otros.
  • Yo compro el programa en 0 y estoy seguro que él tal vez gana  ó ; en cambio yo gano por lo menos ,000, porque para mí ese programa vale y yo estaría dispuesto a pagar mil, pero sólo tengo que pagar doscientos y así que gané ochocientos.
  • Así que yo gano mucho más que él, pero él tiene más pisto  porque hace más negocios que yo. Pero ¿por qué no le compré ese programa a un competidor de él? 
  • Los dos quieren que yo les compre su programa.  Yo escojo el programa, como decía hace un rato, el que más me enriquece a mí, a él le voy a comprar el programa; entonces voy yo y digo "voto por Bill Gates, aquí están mis votos", y después otra gente también vota por él.  Y así es el sistema más democrático que puede haber, porque la gente está votando con el fruto de su trabajo transformado a dinero. 
  • Yo estoy involucrado, tal vez ustedes ya lo saben, en promover un cambio a la Constitución que se llama ProReforma, la asociación. En la asociación habemos una cantidad de gente, se formó con cincuenta gentes y ahora hay muchísimos más.
  • Y estamos en el proceso de divulgar qué es lo queremos hacer, y lo estamos haciendo llegando al pueblo, a los ciudadanos, no estamos metidos en un comité escondido en el Congreso para después llevarlo y decir, "miren la maravilla que hicimos". 
  • Nosotros estamos siguiendo el sistema más democrático que hay, que es el de reformar la Constitución por enmiendas, y no por borrón y cuenta nueva. La Constitución más vieja del mundo, que es la norteamericana, tiene veintisiete enmiendas.  No la han cambiado, la han modificado. 
  • Y así muchos países modifican sus constituciones y muchos estados de Estados Unidos, también. Y yo creo que ése es el sistema más inteligente de modificar una constitución, porque si alguien dice: "hay que reformar la Constitución".  Lo primero que uno debería decir es "¿qué no te parece de la que tenemos? ¿cuál artículo cambiarías?"  "No, es que hay que hacer un profundo estudio". ¿Entonces? Está hablando paja.
  •  Qué es lo que están hablando todos los políticos ahorita, cuando les preguntan eso. Nosotros estamos diciendo queremos cambiar esto, esto y esto ¿por qué? Porque estos cambios aquí garantizan un régimen de Derecho, garantizan el derecho individual.
  • ¿Por qué? Porque es de interés social que se respete el derecho individual y por eso queremos hacer estos y estos cambios. Porque la Constitución muy cómodamente dice, tal y tal cosa, coma, de acuerdo con la ley. 
  • ¿Quién dice qué quiere decir ese artículo? El que hace la ley.  A él se le puede ocurrir cualquier cosa.  Entonces, estamos proponiendo treinta y cinco cambios de fondo y otro tanto de forma, para adecuarlos a los que se cambian de fondo. 
  • Porque estamos proponiendo, por ejemplo, un sistema bicameral; entonces, hay algunos artículos que se refieren al Congreso que hay que modificarlos para que se refieran a un sistema bicameral, pero que no se están cambiando, pero el cambio de dos sistemas, de dos cámaras, ése si es profundo. 
  • ¿Por qué lo estamos haciendo? Esto es de lo más controvertido porque simplemente no cabe dentro de nuestra cultura, estamos jerarquizando las normas jurídicas, a las que se refieren al derecho individual le estamos llamando ley, que son Código de Comercio, Código Civil, Código Penal y cosas así. 
  • Ésas se les estamos asignando a una cámara, porque como dije al principio ésas son las reglas del juego; y la otra cámara que le llamamos cámara legislativa, ésa es la que maneja el país, dentro de las reglas que hace el senado, no se puede salir de esas reglas. 
  • La cámara legislativa que maneja el país, que dice de dónde se va hacer la carretera, cuánto va a ser el presupuesto, cuánto vas ser de esto y del otro; ésa tiene que ser muy política para responder a los deseos inmediatos de sus electores. 
  • Sus electores no quieren esto y quieren lo otro, y ellos tienen que ser flexibles en eso, con el objeto que los vuelvan a elegir, porque esa cámara legislativa ése es el objeto de la reelección, que la persona merezca nuevamente un voto de confianza de los electores y lo vuelvan a elegir.
  • Esa sería la cámara que maneja el Gobierno, que dicen cuántos ministerios van haber, etc., y dice cuánto va ser el presupuesto de cada ministerio; y el senado que debe hacer la ley, el derecho privado. 
  • El perfil del diputado de la cámara legislativa es muy distinto al que buscamos que sea el perfil del senador. El perfil del diputado que sea electo popularmente, como se eligen hoy día, con cancioncitas, gorritas y mentiritas que ahí van, 
  • pero el senador debe ser una persona de demostrada experiencia, que haya ya resuelto sus problemas económicos para que no esté buscando llegar ahí para hacer plata y con eso haya demostrado su capacidad, su criterio, su prudencia, su comportamiento en cumplir sus contratos y todo lo demás.
  • Y por eso establecemos para llegar hacer senador, cincuenta años, y que sea senador por quince. Pero también calificamos a los electores, ¿quiénes deben elegir a los senadores? ¿quiénes los conocen? ¿quiénes saben quiénes son? etc. etc. Los de su misma edad. 
  • Entonces proponemos que cada año todos los que cumplen cincuenta años van a elegir a tres senadores de su edad. Los que ahora tienen cuarenta y cinco, dentro de cinco años eligen a sus tres senadores, y como van a durar quince años, porque el senador que eligen también tiene que tener cincuenta años para que así lo conozcan y se sepa quién es. 
  • Entonces, se va a tener un senado de cuarenta y cinco personas, escogidas por sus coetáneos que son los que más lo van a conocer, y ya van a tener que haber comprado por su vida, que son gente respetable, honrada, cumplidora, etc. 
  • Que no va a estar llegando ahí con promesas de que va ser así, que se va a comportar bien, que ya lo tiene que haber comprobado. Entonces estamos proponiendo ese sistema de elección para el senado.
  • El senado se tendrá que reunir un mes al año, si mucho, porque esas leyes no se están cambiando todos los días; por lo tanto, podría ser inclusive ad-honorem, puesto que las personas que van a llegar queremos que no lleguen ahí a resolver sus problemas económicos, sino que lleguen a prestar un servicio a la patria valioso y se tendría ese senado.
  • Ése hace las reglas; la cámara de diputados hace las leyes, la legislación, para manejar el Gobierno, pero no puede violar el Derecho y si viola el Derecho, estamos reforzando en el proyecto el Poder Judicial y como lo han mantenido pobre de dinero, ponemos ahí en la propuesta, que el Poder Judicial elaborará su propio presupuesto, así como lo hace el Ejecutivo y lo hace el Poder Legislativo.  
  • Entonces que digan, "bueno, para hacer la labor que nos están pidiendo, que nos exigen, nuestro presupuesto es tanto, tanto de personal, tanto de facilidades, tanto de esto y tanto del otro, ésa es la plata que ustedes diputados tienen que conseguir para que nosotros podamos hacer el trabajo". 
  • Eso ha sido muy criticado, esa forma de elegir al senado, pero no lo han estudiado, no la han ponderado. Ha sido muy difícil que la gente le dé la debida consideración y eso lo he experimentado yo en todo el mundo, porque esto la primera vez que lo oí fue en los sesentas y está escrito en el libro de (Friedrich August) von Hayek, Derecho, legislación y libertad.
  • La gente que lo ha discutido dice, "ah, eso no es realista, es discriminatorio, eso no sirve". Pero cuando me dicen eso, les digo yo, "a ver, descríbemelo y me decís las partes que no te gustan". 
  • Ahí se acaba el argumento, porque la gente llega a sus conclusiones muy rápido. Por ejemplo, un abogado me dice, "vos, eso no funciona aquí vos". "¿Por qué?" "No funciona vos, no funciona". Qué razón más lógica. Pero en fin, así se toman las decisiones. 
  • En ese proyecto estamos buscando una cosa que es: la prevalencia del Derecho. Y creemos que con el sistema propuesto se logra eso, tal vez hay mejores, pero nadie los ha propuesto y nadie ha estado proponiendo un cambio en la Constitución con un objetivo claro y definido como lo estamos haciendo nosotros. 
  • Por supuesto que ahí eliminamos la prohibición que tienen los militares de ir a votar ¿a caso no son ciudadanos? y otras cositas así, que ya se han violado los derechos. 
  • Hay un artículo ahí que de una vez le prohíben a los jueces interpretar cualquier artículo de la Constitución en forma tal que viole los derechos individuales.  Sólo con eso el país se volvería un país próspero. 
  • Los recursos se asignarían en forma económica, eficiente. En el mercado hay muy poco desperdicio, porque el desperdicio corre por cuenta del que tomó la decisión, cuando fracasa un proyecto lo abandona y tomó las pérdidas. 
  • La burocracia...le fue mal y dice, "no me dieron suficientes fondos, quiero más", y se sigue perdiendo. En el mercado no pasa eso, porque cada quién sólo puede disponer de aquellos recursos por los cuales tiene derecho legítimo de propiedad o el consentimiento de quién tiene ese derecho.
  • Eso es en pocas palabras en lo que consiste ese proyecto de ProReforma. Creo que no hay otra propuesta, que el método de reformar la Constitución debe ser por enmiendas y no por borrón y cuenta nueva.
  • Llamando al constituyente, porque va a pasar lo de siempre que llegan todos los grupos de presión para ver que articulito sacan para beneficio propio; en cambio, si se va cambiando por enmiendas, es puntual lo que se quiere cambiar, se puede discutir, no se está tocando lo demás, si se quiere tocar lo demás que se proponga otra enmienda, otro día. 
  • El objetivo es claro.  No hay gato, como me decía Óscar Clemente Marroquín, que me dice, "¡es que si vos estás metido ahí debe haber gato! Entonces yo le dije: "¡A que no lo encontrás!"  Está todo sobre la mesa, tenemos una página web donde cualquiera puede entrar a comprar como está ahora y como queremos que esté y algunos artículos para explicar. 
  • Porque esto no es igual si sólo se lee a dar la explicación como la estoy dando yo aquí. Pues miren, yo una vez me lancé, hice el intento para la presidencia y afortunadamente fracasé, pero decía yo "¿cómo hago campaña sin decir mentiras?" 
  • Entonces recuerdo que recién empezada mi campaña fui a un barrio y me dicen, "mire, nosotros no tenemos agua, estamos comprando agua en tonel, nos cuesta tanto, es una desgracia, lo que queremos que haga usted si llega a la presidencia es que nos haga un pozo". 
  • Entonces le dije: "Mire, yo tengo dos respuestas a su petición, una es la política, que usted sabe que es mentira y la otra es la verdadera. Le voy a dar la política primero.  Por supuesto que le vamos hacer un pozo, por eso es que yo estoy aquí solicitando su voto". 
  • Ustedes saben que ésas son mentiras ¿verdad?  "Ahora le voy a decir la verdad: no, no se lo vamos hacer, porque todo el mundo quiere un pozo en su barrio y no alcanzaría la plata, lo que sí puedo hacer, es que yo sí sé cómo hacer prosperar a este país y llego y ahí usted va a tener más plata, y usted, y usted también y pueden hacer su propio pozo". 
  • Entonces dije, "voy a usar esa técnica para no decir mentiras y al mismo tiempo ganar votos; decir que no se lo voy hacer pero decir cómo hacerlo". 
  • Alumno:  Yo no le voy a preguntar absolutamente nada porque creo que al igual que mi persona, a todos nos ha quedado muy claro los planteamientos que a lo largo de su vida usted ha hecho para éste nuestro querido y sufrido país. 
  • Lamentablemente, hasta el momento no ha habido alguien que tome esa bandera que usted ha enarbolado por más de, que digo yo, unos sesenta años. -(Dr. Ayau:)  Ya casi.-  Público: Sin embargo, creo que su trabajo ha sido y va a ser muy fructífero en el futuro para nosotros. 
  • Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle en nombre, primero del  Mando del Ejército de Guatemala, de la Comandancia del Comando de Educación del Ejército, de nosotros los integrantes de la IV promoción del curso de altos estudios estratégicos,
  • por esta magistral forma de exponer su pensamiento en forma sencilla, pero convincente, que nos ha hecho entender que la realidad de una sociedad radica en la desigualdad de sus seres humanos que la conforman, pero que son iguales ante la ley y que la base del respeto radica en la propiedad privada, que al final, es la que ha generado la existencia del mercado y con él el sistema de precios.
  • Y que lo único que puede hacer alguien que se atreva a legislar es plasmar y mantener vigente en la Constitución el derecho a la propiedad privada. Y esto no es ciencia, esto es sentido común, que es el que creo, y todos mis compañeros creo que estarán de acuerdo conmigo, es el más escaso de los recursos. 
  • Muy pocos hacemos uso de ese recurso y creo que dentro de nosotros están los líderes que en algún momento van hacer uso masivo de ese recurso del sentido común, para poner en práctica lo que hoy usted nos está dejando en la mente y esperamos poner en práctica en el futuro. 
  • Para concluir, doctor, quisiera hacerle entrega de un pequeño reconocimiento para que usted lo coloque en donde usted crea que va a lucir mejor; es sencillo, pero lleva el cariño, el respeto y la admiración, no sólo de nosotros sino del Ejército de Guatemala y de una buena parte de la sociedad guatemalteca. 
  • Dr. Ayau:  Muy agradecido y muchas gracias por su atención y por la oportunidad que me dieron de venirles a platicar, y por este regalito que lo voy a colgar en un lugar prominente en mi biblioteca. Muchísimas gracias. 
Contenido
  • Créditos iniciales
  • Intervención de Dr. Manuel F. Ayau
  • Resumen de los objetivos de proReforma
  • Anécdota de campaña presidencial
  • Comentario y agradecimiento de representante del Ejército de Guatemala
  • Créditos finales
Marcar segmento
begin
end
play

Copy and paste this link to an email or instant message
[Hide]Right click this link and add to bookmarks:


Acerca de este video
Acerca del autor

El Dr. Manuel F. Ayau muestra la relación que existe entre derecho y economía. Evidencia las causas de pobreza y violencia; propone soluciones a estos y otros problemas que limitan el desarrollo del país.  Habla de los beneficios del mercado libre dentro de un Estado de Derecho.  Presenta la propuesta del Comité ProReforma del Estado, cuyo objetivo principal es establecer un régimen de protección de los derechos individuales, mediante una reforma parcial a la Constitución Política de la República de Guatemala.

 
 
 



Créditos

Relación entre derecho y economía
Dr. Manuel F. Ayau

Escuela de Negocios, EN-606
Universidad Francisco Marroquín
Guatemala, 21 de julio de 2007

Una producción de New Media - UFM. Guatemala, octubre de 2007
Cámara: Claudia de Obregón, Alexander Arauz; edición digital: Adrián Méndez; índice y sinopsis: Richard Gándara; revisión de contenido: Eugenia Aldana; transcripción: Gabriela Valverde; publicación: Mario Pivaral / Pedro España


Imagen: cc.jpgThis work is licensed under a Creative Commons 3.0 License
Este trabajo ha sido registrado con una licencia Creative Commons 3.0

Dr. Manuel F. Ayau

Manuel F. Ayau
El Dr. Manuel F. Ayau (1925-2010) fue fundador del Centro de Estudios Económico-Sociales y primer rector de la Universidad Francisco Marroquín; miembro del Consejo Directivo de Liberty Fund y directivo de Foundation for Economic Education (FEE). También, escribió varias obras, entre ellas: Cómo mejorar el nivel de vida, De Robinson Crusoe a Viernes, El comercio, La década perdida, El proceso económico, No tenemos que seguir siendo pobres para siempre y Un juego que no suma cero; fue columnista de The Wall Street Journal y del diario guatemalteco Prensa Libre.

Fuente: www.muso.ufm.edu
Última actualización: 03/08/2010

 
Comentarios
Selección del editor
| Página 1 |
Yulieth Paola Montero Ch
2010-08-02 09:59:31
Me parece un video certero en la critica que hace a los modelos de gobiernos, ademas no solo est aqui se ve que el derecho es necesario para la economia porque estas dos se complemntn de tal maner que la una permite el cumplimento de la otra....
Responder
| Página 1 |
No hay comentarios en esta sección.
 

Universidad Francisco Marroquín
6 Calle final, zona 10 Guatemala
Guatemala 01010

NewMedia UFM es un proyecto de
Universidad Francisco Marroquín

El contenido de este sitio está bajo
licencia de Creative Commons
Diseño Web: 2001 - 2014 New Media, UFM

The content of this site is licensed under Creative Commons