Cómo mejorar el nivel de vida

New Media is Loading...
..
Cambiar vista de pantalla:
Dr. Manuel F. Ayau
1998 | | Duración:..
  • Normal
  • Large video
  • Large content
  • Full video
"testing":true, "rtmpconf":{ type:"flv", file:"mp4:ayauniveldevida/ayauniveldevida.mp4", baseUrl:wgScriptPath + "/extensions/player/", streamServer:'174.129.171.207/vod', width:"480", height:"344", config:{ showBrowserControls:false }, poster:"http://newmedia.ufm.edu/gsm/images/previewsNM/como_mejorar_el_nivel_de_vida.jpg", controls:{ _timerStyle:"sides" } }
Loading...
Transcripción
  • Las tres cápsulas que vamos a ver dan la clave de cómo mejorar el nivel de vida.
  • Son cortas, pero vale la pena verlas repetidas veces, porque son muchos conceptos los que en ellas hemos incluido.
  • En el mundo hay pobreza y hay riqueza, ¿por qué algunos son pobres mientras otros son ricos? ¿Acaso se debe a la posición geográfica, a los recursos naturales, a la cultura? ¿Cómo se pasa de un estado de pobreza a uno de prosperidad, es decir, de un país subdesarrollado a uno desarrollado?
  • Primero, recordemos que es el subdesarrollo, en un país subdesarrollado lo que uno gana solo alcanza para cosas de primera prioridad, o sea las cosas indispensables y no solo eso, peor, encima tienen baja calidad. Una casa que solo sirve de techo; ropa, para salir del paso; comida mínima y sin variedad.
  • En un país desarrollado es diferente, lo que uno gana no sólo alcanza para cosas de primera prioridad, sino para cosas de menor prioridad, como un automóvil, una refrigeradora, libros para los niños e incluso, tiempo propio para esparcimiento. 
  • Además, alcanza para una casa agradable con las comodidades del mundo de hoy, además para ropa del gusto personal, comida abundante y variada y, muy importante, alcanza para cuidar de la salud personal y de los suyos, y sobre todo para educarse.
  • Este mismo ingreso en un país desarrollado alcanza también para otras cosas que no son absolutamente necesarias, pero que hacen más agradable la vida.
  • Cosas que son a veces consideradas como superfluas, como: un televisor, viajes de recreo, un segundo vehículo, hornos de microondas, cosas de lujo, clases de piano, el contrato de un seguro de vida, y así cosas de las cuales un país pobre no puede disfrutar.  
  • Pero, ¿de dónde viene esa prosperidad?, ¿de dónde viene esa riqueza? Sabemos que la única riqueza que se tiene es la que se produce, los recursos por sí solos no significan riqueza, deben ser transformados.
  • En un país subdesarrollado las cosas de primera prioridad o básicas vienen nada mas del trabajo, tiempo y recursos, que, en muchos casos, suelen ser sólo tierra y el trabajo.
  • Todo es trabajo y más trabajo. No sobra ni tiempo ni gente. Trabajan desde los niños hasta los viejos y no hay mucha esperanza de progreso y apenas se produce lo básico.
  • En un país desarrollado, las cosas de primera prioridad, vienen también del trabajo, del tiempo y los recursos pero hay un ingrediente adicional muy importante: las máquinas.
  • Las máquinas aumentan la productividad. Es decir, que con menos trabajo se hace más en un menor tiempo. Con menos trabajo se hace lo mismo en un menor tiempo. Las máquinas liberan así trabajadores y tiempo.
  • Entonces, hay tiempo y mano de obra libre para producir otras cosas de menor prioridad. Esas cosas vienen del tiempo liberado, del trabajo liberado, más los recursos adicionales que ahora se pueden aprovechar y por supuesto de las máquinas.
  • En cambio, en un país subdesarrollado, las cosas de menor prioridad no se producen simplemente porque no hay quién las haga. Todo el mundo está ocupado produciendo cosas de primera prioridad. 
  • Faltan tiempo y mano de obra para aprovechar los recursos y por eso las cosas que no son necesarias tampoco se producen. No hay ni trabajadores ni tiempo para explotar más recursos. 
  • En cambio en un país desarrollado esas cosas menos necesarias se producen porque la genta tiene el tiempo liberado por la máquina. Es por ello que los trabajadores pueden producir más y ganar más mientras el costo de mano de obra es más bajo. 
  • En un país desarrollado los trabajadores se jubilan a pronta edad. Los jóvenes no tienen que entrar a trabajar a corta edad. Y quedan así liberados para poder educarse.
  • La diferencia entre el subdesarrollo y el desarrollo, es la máquina, las fábricas es decir, el capital
  • La máquina libera tiempo y mano de obra, por lo que permite la producción de cosas de menor prioridad y hasta de lujo que nos hacen la vida más agradable; además de tiempo, trabajo y recursos. Que igual existen en un país subdesarrollado como uno desarrollado, la diferencia entre ambos es la máquina, las fábricas, el capital.
  • Recordemos que desarrollo quiere decir tener las cosas menos necesarias y hasta superfluas, además de las necesarias.
  • Desarrollo es más riqueza, menos gente pobre, más gente rica. Pero ¿cómo se pasa de aquí para acá? El estado natural del hombre es la pobreza, el subdesarrollo. La riqueza o desarrollo no nos lo da la naturaleza. La riqueza es obra del hombre. 
  • Hay países que tienen petróleo, oro, diamantes, suelos fértiles, minerales y son pobres. Y hay países ricos que no tienen recursos y hasta importan el agua. 
  • La riqueza no es por casualidad es el resultado de los actos deliberados del hombre. La riqueza debe crearse, producirse. Por lo tanto, se pasa del subdesarrollo al desarrollo únicamente creando más riqueza, produciéndola. 
  • Pero es más, el individuo puede enriquecerse, sin que sea a costillas de nadie, sin quitarle a otros. Se enriquece, creando más riqueza. Haciendo el pastel más grande. Enriqueciendo también a los demás.
  • Obviamente, sólo se puede disfrutar de lo que se produce. No se puede comer el maíz que no se produjo, no se puede usar la ropa que no se confeccionó, no se puede vivir en la casa que no se construyó. Ni la ropa, ni las casas, ni los televisores, crecen en los árboles, hay que producirlos. 
  • Los recursos naturales, tal como los encontramos en la naturaleza; por ejemplo el hierro, el petróleo, las tierras sin cultivar, las caídas de agua, no nos enriquecen por si solas hay que transformarlo. Claro, hay que crear más riqueza.
  • Por supuesto, hay que usar la máquina pero, ¿no causa desempleo la máquina? Y otra pregunta, con recursos limitados, con tiempo limitado y sin dinero, ¿cómo hacemos?
  • Ya sabemos que sólo se puede disfrutar lo que se produce. Si queremos mejorar el nivel de vida. Hay que producir más en el tiempo disponible. Eso se llama productividad.
  • Pero surge la pregunta, ¿cómo hacemos para producir más en el mismo tiempo? ¿Con educación?, es cierto. Un trabajador educado es más productivo. Pero un trabajador por muy educado que esté, sin máquinas, sin fábricas, sin medios de transporte, poco podrá producir.
  • La productividad aumenta considerablemente con un tractor, en vez de azadones; con sierra eléctrica, en vez de serrucho; con camión, en vez de carreta; con cosechadora, en vez de cosechadores; con una lavadora, en vez de una pila. 
  • En un día un campesino puede arar con un azadón 20 metros cúbicos de tierra, pero con un arado de buey, 800 metros de tierra y con un tractor 10,000 metros  de tierra en el mismo tiempo. Eso sí es productividad. Así, sí rinde un trabajador.
  • Por eso es que paradójicamente la máquina baja costos de mano de obra por unidad de producción; mientras al mismo tiempo, sube los salarios.
  • Elaboremos el ejemplo anterior. Un trabajador con azadón labra 20 metros cúbicos de tierra, si gana 16 pesos diarios, resulta un costo por metro de 80 centavos. Si utiliza un arado de bueyes aumenta su producción diaria a 800 metros cúbicos de tierra. 
  • Aumentó 40 veces la productividad de su trabajo y ahora puede subir el salario de 16 a 100 pesos diarios, mientras que al mismo tiempo, baja el costo de mano de obra por unidad de 80 centavos por metro a 12 y medio centavos.
  • Y si utiliza un tractor aumentara su productividad a 10,000 metros diarios de tierra arada, su salario podrá subir a 200 pesos y este salario dividido entre los 10,000 metros nos dará un costo por metro de sólo 2 centavos.
  • Eso es lo que se quiere decir cuando se afirma que el salario sube mientras que el costo por unidad baja. Pero, para que haya más productividad, se necesita invertir. Para tener el arado de buey, hubo que comprarlo, hubo que invertir; para tener el tractor hubo que comprarlo, hubo que invertir más. A esas inversiones que aumentan la productividad del trabajador se le llama capital.
  • El capital son máquinas, son fábricas, y mientras una nación tiene más capital, es más rica, más prospera. Porque su gente produce más y así puede disponer de más cosas y de tiempo para educarse. 
  • Nadie niega que el capital aumenta la productividad, por ello, aquí siempre surge un pregunta muy legítima. ¿Acaso si cosechamos a máquina, no causaremos desempleo porque muchos campesinos serán sustituidos por la máquina? Y si en la fábrica producimos por máquina, ¿no emplearemos menos gente y disminuiremos oportunidades de trabajo?
  • Esta es la pregunta del millón. Acaso, ¿la máquina causa desempleo? No, la máquina no causa desempleo. Ahora veamos paso a paso como la máquina causa más y sobre todo mejores empleos.
  • Comprar una máquina tiene un motivo muy humano y muy válido: ganar más. Generalmente, se compra la máquina porque va a ahorrar costo de mano de obra y a producir más utilizando menos trabajadores; pero allí no para la cosa.
  • Como la máquina baja costos permite por un lado ganar más, pero sólo temporalmente como veremos más adelante. Por otro lado también la baja de costos impide que los precios suban. 
  • Esta ganancia resulta temporal porque más pronto que tarde, otros harán lo mismo y en el afán de conseguir más clientes bajan sus precios en relación a los salarios.
  • Nótese que esa relación de precios a salarios no podría mejorar si no se tiene y utiliza la máquina. La baja de precios en relación a los salarios significa que la gente puede comprar más con su salario.
  • Ese aumento de poder adquisitivo equivale a un aumento de salario. Para todos los que compran el producto. Es decir, se puede comprar más gracias a la máquina.
  • Al fin y al cabo, lo que importa es cuanto podemos comprar con una hora de trabajo. Si se puede comprar más con una hora de trabajo, habrá subido el nivel de vida real del trabajador, aunque los precios también hayan aumentado. 
  • Pero, ¿de dónde salió el dinero para poner las fabricas de esas nuevas cosas? Pues de las ganancias. Y ¿de dónde saldrían trabajadores para hacer esas nuevas cosas que ahora otros trabajadores pueden comprar? De la fábrica donde fueron liberados por la máquina.
  • La máquina se encargó de hacer lo que antes ellos hacían a mano y los liberó para hacer otras cosas de menor prioridad. 
  • En la nueva fábrica, necesariamente, ganarán más que en la antigua fábrica, porque el dueño de la nueva fábrica, si es que quiere conseguir trabajadores, tendrá que ofrecer el salario de la plaza, el cual fue aumentado por la máquina.
  • Mientras más fábricas, más cuesta conseguir trabajadores y también conservarlos y, por ello, hay que ofrecer mejores salarios.
  • La respuesta a la pregunta del millón, quizá paradójica, es que la máquina causa más, pero sobre todo, mejores empleos. 
  • En el capítulo anterior vimos que para salir de pobres tenemos que aumentar la productividad del trabajo y vimos que el único medio efectivo es la máquina, las fábricas, el capital. 
  • Sólo así se logrará aumentar los salarios, mientras al mismo tiempo baja el costo de mano de obra por unidad. Pero no podemos pasar de un estado de pobreza a uno de prosperidad sin aceptar el cambio. Hay que cambiar, si no hay cambios nos quedamos como estamos, pobres.
  • El progreso es dinámico, significa adaptación continua, significa dejar de hacer las cosas como antes y hacerlas de mejor manera, con mejor equipo o bien hacer otras cosas.  Todo cambio implica riesgos.
  • Afortunadamente, los cambios no son instantáneos ni afectan a todos al mismo tiempo. Los efectos del cambio son dispersos y ello permite la adaptación gradual.
  • No se trata de cambios bruscos, de shock, y además, a nadie le gusta la inseguridad del cambio. Sin embargo, hay que aceptar esa inseguridad porque es parte inevitable del progreso.
  • Por ejemplo, a nuestro amigo lo despidieron de la imprenta porque compraron una máquina empacadora. Cuando su mujer le pregunte que, ¿qué va a hacer?, nuestro amigo tendrá que responder que debe buscar otro trabajo.
  • En lo que una persona cambia de un empleo a otro, estará temporalmente desempleada y mermará su ingreso. Eso es parte del costo del progreso. Lo tenemos que aceptar, porque de lo contrario no progresamos. En lo que un empresario cambia o transforma su fábrica en una más moderna, bajará su ingreso. Ese es el costo del progreso.
  • La obsolescencia es inherente al progreso. Si no veamos lo que sucedió con las candelas, con las máquinas de escribir, con las carretas, con todo. 
  • Ese cambio redunda en beneficio para todos porque es un cambio hacia más y mejores productos y ello obliga a ofrecer mejores plazas de trabajo.
  • De lo contrario, no habría razón para hacer, para aceptar el costo del cambio. Ese mismo proceso elimina malas plazas de trabajo y las sustituye con mejores.
  • No se trata de prohibir plazas de trabajo, como frecuentemente se hace con los salarios mínimos. Se trata de crear nuevas y mejores oportunidades.
  • Pero, ¿cuánto te cuestan esas nuevas plazas?, ¿de dónde vienen esas nuevas plazas? Hagamos unas cuentas. Supongamos que una fábrica que cuesta dos millones de pesos, emplee 100 trabajadores, entonces el costo por crear cada plaza de trabajo será de 20,000 pesos, por cada plaza. 
  • Por supuesto que ese costo va a ser distinto según la actividad de que se trate. Pero para que tengamos una idea, veamos la revista Forbes: ahí  leemos que la inversión por cada plaza de trabajo es, por ejemplo, en la industria farmacéutica: 426,000 dólares cada plaza; en el área de transportes terrestre: 63,800 dólares; en el área de supermercado: 49,700 dólares; en la de petróleo: 652,000 dólares, por cada plaza.
  • Como podemos ver en la tabla, las cifras varían mucho según la naturaleza de cada actividad. Ahora, ¿de dónde viene esa inversión? 
  • Pues, proviene de ingresos que no se consumieron, que se ahorraron, porque obviamente, lo que se consume se consumió, no se puede ahorrar. 
  • Generalmente lo que se ahorra es lo que se gana por encima de las necesidades acostumbradas. Y por ello, el ahorro es mayor cuando es el resultado de un aumento de productividad causado por la herramienta, la máquina, la fábrica, es decir, el capital.
  • Así se entra en un círculo virtuoso de capitalización. Mientras más se produce, más se ahorra y más se gana. El principio del círculo, nótese bien, es el aumento de productividad que causa la máquina. 
  • Los pobres que apenas ganan para sobrevivir, poco podrán ahorrar, pero esos pocos ahorros juntos, depositados en bancos junto con las ganancias de los capitalistas; Son la fuente de nuevas inversiones.
  • Cada nueva fábrica necesariamente subirá todos los salarios porque los trabajadores que necesita los tiene que sonsacar de otras partes.
  • Esas búsqueda constituye un puja de los salarios hacia arriba, porque quien pretenda conservar a sus trabajadores, tendrá que equiparar los salarios que otros ofrecen. Obviamente los salarios no suben por el buen corazón del patrono sino para evitar que le quiten a sus trabajadores.
  • Esta señora se quedó sin empleadas domésticas porque las que tenía se fueron a trabajar a las maquiladoras.
  • El círculo virtuoso sigue, porque para poder conservar trabajadores, habrá que aumentar su productividad con más capital. De lo contrario, el patrono no los podrá conservar porque no les podrá pagar más.
  • Ya sabemos que para crear cada empleo y así aumentar los salarios se requiere cuantiosa inversión y máquinas, fábricas, es decir, en capital que aumente la productividad del trabajador.
  • Ya vimos que el monto de la inversión es distinta, según la actividad, que esa inversión no es pareja porque hay actividades que no requieren el uso de maquinaria sofisticada y otras de muy sofisticada.
  • Lo importante es que la productividad de la comunidad entera aumente. Para que todos se beneficien directa o indirectamente. Cada vez que algunos aumenten la productividad de su propio trabajo con capital.
  • ¿Por qué gana más el barbero en Chicago que en Escuintla, si no hay tanta diferencia de productividad entre uno y el otro? La diferencia en equipo no es para tanto. Igual corta la tijera en Chicago que en Escuintla. La diferencia es que en la comunidad de cada barbero la productividad de los clientes es distinta. 
  • Como en Chicago hay mucho capital invertido, los trabajadores son más productivos, ganan más y pueden pagar más para que alguien se dedique a ser barbero.
  • Cuando un trabajador gana más, le cuesta menos pagar más; cuando gana poco, sólo puede pagar poco. 
  • Ahora podemos comprender cómo a todos nos conviene la prosperidad ajena, el aumento de productividad de los demás. 
  • En esta seria de programas, vimos cómo la clave para eliminar la pobreza es aumentando la productividad del trabajo y cómo el factor más determinante es el capital.
  • Claro que no basta con eso, también se necesita de educación, de un régimen económico de precios libres para que no distorsionen las decisiones y las inversiones.
  • También es necesario un gobierno que garantice el respeto a los contratos, a la propiedad privada y la seguridad de las personas.
  • Solamente bajo esas reglas generales, abstractas, de conducta justa podremos atraer el capital tan necesario para mejorar el nivel de vida.
Contenido
  • Créditos 
  • Qué es desarrollo 
  • Qué es subdesarrollo
  • Créditos finales 
Marcar segmento
begin
end
play

Copy and paste this link to an email or instant message
[Hide]Right click this link and add to bookmarks:


Acerca de este video
Acerca del autor

En este video, dividido en tres cápsulas, el Dr. Manuel F. Ayau proporciona importante información para mejorar la calidad de vida de los guatemaltecos y ofrece como ejemplo las diferencias que existen entre países desarrollados y subdesarrollados.

Comenta que para mejorar el nivel de vida de un país son necesarios muchos factores, entre ellos, el uso de maquinaria adecuada para transformar los recursos naturales, aumentar la productividad, generar capital y nuevas fuentes de empleo.

También, manifiesta que el Estado, por su parte, debe cumplir con su papel de ofrecer: seguridad, respeto a los contratos y a la propiedad privada.

 
 
 



Créditos

Cómo mejorar el nivel de vida
Dr. Manuel F. Ayau

Centro de Estudios Económico-Sociales (CEES)
Guatemala, 1988

Una producción de Spot Producciones, Guatemala 1998
Cámara: René Sosa; asistente de cámara: Carlos Ocampo; iluminotécnico: Francisco Hernández; guión: Manuel F. Ayau, Italo Antoniotti; edición y post-producción: Henry León; gráficos digitales: Mynor Salguero; logística de producción: Jorge Jacobs; coordinación de producción: Oswar Chicas; coordinación en locaciones: Mynor Lobos; video copias: Manuel Chicas; asistente de video copias: César García; secretarias de producción: Norma Mendoza, Lidia de Echeverría; floor manager: O. Bierhoff; dirección y producción general: Italo Antoniotti

Digitalización realizada por New Media - UFM. Guatemala, junio de 2008
Conversión de video: Jorge Samayoa; índice y sinopsis: Pablo Perdomo; revisión de contenido: Eugenia Aldana; transcripción: Stephanie Araneda; revisión de transcripción: Sofía Díaz; publicación: Mario Pivaral/Carlos Petz


Imagen: cc.jpgThis work is licensed under a Creative Commons 3.0 License
Este trabajo ha sido registrado con una licencia Creative Commons 3.0

Dr. Manuel F. Ayau

Manuel F. Ayau
El Dr. Manuel F. Ayau (1925-2010) fue fundador del Centro de Estudios Económico-Sociales y primer rector de la Universidad Francisco Marroquín; miembro del Consejo Directivo de Liberty Fund y directivo de Foundation for Economic Education (FEE). También, escribió varias obras, entre ellas: Cómo mejorar el nivel de vida, De Robinson Crusoe a Viernes, El comercio, La década perdida, El proceso económico, No tenemos que seguir siendo pobres para siempre y Un juego que no suma cero; fue columnista de The Wall Street Journal y del diario guatemalteco Prensa Libre.

Fuente: www.muso.ufm.edu
Última actualización: 03/08/2010

43445 visitas
1 comentarios |
Vídeos relacionados
 
Comentarios
Selección del editor
| Página 1 |
Melva Ambrocio
2010-11-23 12:43:34
Muchas veces me había cuestionado  la pregunta del Porque las máquinas generan desempleo, respondí pero hoy veo que fue a medias.  Pues el concepto que usted maneja es muy contundente, al decir que  si implementamos maquinaria estamos produciendo más, y entendí que quién nos vende las máquinas esta  solicitando empleados para él poder aumentar la demanda.
Gracias por compartir  Como Mejorar el Nivel de Vida
Responder
| Página 1 |
No hay comentarios en esta sección.
 

Universidad Francisco Marroquín
6 Calle final, zona 10 Guatemala
Guatemala 01010

NewMedia UFM es un proyecto de
Universidad Francisco Marroquín

El contenido de este sitio está bajo
licencia de Creative Commons
Diseño Web: 2001 - 2014 New Media, UFM

The content of this site is licensed under Creative Commons